Saliendo ahora frente a los 80

El 80% de los autónomos ha suspendido al Gobierno por las medidas que ha aprobado para ayudar a este colectivo por la crisis del coronavirus, según se desprende de una encuesta realizada por la ... Entregado a los vicios y placeres terrenales, durante más de 20 años, se convirtió en el pionero de la industria de las películas triple X, en los años 70’ y 80’, lo que le valió hacer más de 2.500 cintas y hacer el amor con más de 10 mil mujeres, hasta su prematura muerte en 1986, a los 46 años, por complicaciones derivadas del Sida. ¡Llamando a todos los fanáticos de las películas de los 80! ¿Tu corazón se agita cuando escuchas 'nadie arrincona a Baby'? ¿Eres un experto en todas las películas de John Hughes? ¡Este quiz es para ti! Averigua cuántas de tus películas favoritas de los 80 puedes reconocer por solo una imagen! El Chema convence al agente de la CIA de dejarlo operar en Centro América a cambio de financiar las actividades de los Contras. Capítulo 69 Emitido: viernes, 03/10/17 Para muchos estadounidenses, la Centroamérica de los años 80 era un lugar del mundo oscuro e impenetrable, ajeno e indiferente; una subregión en la que reinaba el caos y la muerte. El 80% de los autónomos ha suspendido al Gobierno por las medidas que ha aprobado para ayudar a este colectivo por la crisis del coronavirus, según se desprende de una encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) Lukashenko ahora debería comenzar a desmantelar los 34 proyectos y organizaciones que la NED está financiando en el país. La gente involucrada en esto, probablemente muchos de los 'niños ricos' que forman parte de los disturbios, deberán mantenerse bajo observación. Los votantes de MACRI que PREFIEREN a ALBERTO al frente de la crisis según el estudio “los argentinos frente al coronavirus”, el 51% de quienes se identifican como votantes de cambiemos evalúa la gestión del gobierno actual como muy buena. no solo eso, de los encuestados que votaron a macri, el 51,6% admite que el fre - Página 13

Aquellas veces que vi a la muerte.

2020.08.01 05:57 vicvegajuas_36 Aquellas veces que vi a la muerte.

Supongo que para estar al borde de llegar al 20% de mi vida (suponiendo que no muera antes de los 80) la muerte ha estado muy presente en mi corta vida. Tengo 5 "historias" que creo que valen la pena contar. En cada una el miedo estaba presente, y más que nada en la última. Pero empecemos por el principio.
Si no mal recuerdo, la primera experiencia que tuve fue con algún pez. Siempre he sido un fan de la acuariofilia. Obviamente que a mi temprana edad de 3 o 4 años no podía meter mano en la pecera, ese era un asunto más de mis padres. Pero era el que más la miraba. Vaya, que mi vista estaba perdida en ese tanque lleno de peces coloridos y hermosos. Y sin venir a cuento, miro por donde la vista usualmente no llega, y ahí está... Un pez que le han arrancado la cabeza mientras es devorado por los demás. Por aquellos compañeros con los que compartió su vida. No sabía muy bien qué pasaba, así que lo trataba de ignorar, aun cuando me daba cierto disgusto.
Pero eso solo fue el principio. Me gustaría que, en beneficio de la narrativa pudiera ir subiendo las cosas poco a poco, pero la vida no me dejó. Mi siguiente experiencia fue no un peldaño más arriba, sino un piso.
Vacaciones, en algún punto entre 2009 y 2011. Un pariente lejano fue asesinado a tiros. Yo no sabía quién era, ni siquiera a que familiares debería apuntar la mirada para medianamente comprender a quienes estábamos yendo a visitar al otro lado de país. Un viaje en carretera sorprendentemente divertido de unas 7 horas fue lo primero que me tocó. Hasta hubo una "canción de viaje" (Vuela Vuela, de Magneto. Aunque estoy seguro que realmente me estoy equivocando). Vamos, que por al menos un rato, todo parecía un viaje de vacaciones. Hasta que llegamos a una parte donde un cartel verde enorme anunciaba en una forma medio tenebrosa el nombre de aquel pueblo. Recuerdo que, casi de forma automática, apagaron la música. Pregunté el por qué, y la respuesta fue "Respeto al muerto"
No creo que pueda entender, incluso aun hoy en día el porqué de eso. No creo que ningún muerto pierda el tiempo en ir a regañarte, gritando "¡Apaga tu puta música, o no me muero!" Da igual.
Y la duda en mí no paró. Llegamos a la casa de esas personas una hora después. Me quedé pensando si el muerto me estaba oyendo. Y en el momento que una nota saliera del auto, reviviría o algo. Llegamos a la casa de la madre de este chico, todo era lúgubre. En este hermoso país (México), la muerte es diferente en cada lugar. Hay algunos que celebran casi de forma literal, va medio pueblo, tiran cohetes, sirven comida... y en otros es más ligero. Entierra y vámonos. Esa vez, era lo primero. Dios, pero vaya que era raro. Medio mundo estaba pálido. La madre del chico no la recuerdo mucho, pero era la que mejor se lo tomaba por lo que podía ver. Y ahí estuve, preguntándome si debía estar triste, o normal por una persona que ni siquiera sabía cómo era su cara, pero cuyo cuerpo en medio de la casa, guardado en una caja blanca. (y la vida me enseñaría, casi una década después de lo mal que estaba en sentirme "normal" ante la muerte de un desconocido, pero en un momento vamos a eso)
Siguiente día. Toda la familia está con mejor "ánimo". Era hora de llevar el cuerpo. Llegamos al cementerio, y nosotros nos mantenemos alejados del lugar de la familia. Y la madre, abrió el cajón, miró el cadáver, lloró, y lo cerró. Fue algo corto. Pero mi mente me ponía esa morbosidad de querer ver el cuerpo. Pensaba que aún tenía agujeros, o que estaría sangrando. Cierran finalmente ese cajón, y con una grúa, en un hoyo probablemente hecho en la madrugada, metieron el cajón. Ahí pasaron muchas cosas que pude comprender a medias. Alguien se tira a ese hoyo, lleva una especie de jícara con lo que creo que eran gusanos, y los coloca dentro del ataúd, abriéndolo lo justo para meter eso. Después, a todos nos dan una rosa. Aun me pregunto qué estaba pasando por mi cabeza, pero sentía que era un juego. Quien pudiera tirarla en el mero centro del cajón, ganaba. ¿Por? No lo sé, ideas retorcidas de un niño. Y se acabó. Cuando nos largamos de ahí, ya en la noche, me puse un poco feliz.
Al fin podía escuchar música de nuevo.
El tiempo pasó, e ignorando a la muerte de un perro que convivió con nosotros menos de una semana, y uno que otro pez... todo estaba tranquilo.
Lo más cercano que llegué a ver a eso, fueron mis propios intentos de matarme. No, nunca fue nada peligroso, pero supongo que estuve cerca. Lo peor que me pasó es que me drogué con unas pastillas que ni siquiera sabía para qué eran. Y, ahora que lo pienso, diablos. Tenía unos 9 años cuando eso pasó. En ese momento estaba mal, pero no sé qué me llevó a pensar a hacer eso. Supongo que la idea de que jodería a todos haciendo que no pudieran escuchar música por semanas jeje. Y lo peor no me llegaría, eso sería para la secundaria. Pero eso ya es harina de otro costal, otro costal feo y enorme.
Mi abuela falleció a la mitad de la secundaria. No te engañaré, era una persona que amaba mucho. No solo por la gran persona que era, si no por su relación conmigo. Vamos, que era el nieto preferido (de entre unos 15) y era un honor. Más que nada creo que porque éramos amigos. Buenos amigos...
Todo fue repentino. Esteba en el cine junto a mi papá en una noche de jueves, viendo el estreno de "Star wars: Los ultimos jedi", y mi madre le habla a mi padre. Me dice con cierta tranquilidad que mi abuela está mal, y si deberíamos salirnos e ir a verla. Pero su tono de voz era muy casual. Demasiado... No era la primera vez que ella se ponía mal. Venga, que ya llevaba 85 primaveras. Así que le dije que mejor la buscaríamos mañana.
Viernes. Es un día espectacularmente feliz. Tenía mi clase favorita, a mis amigos, y simplemente era el hecho de ser viernes. Pero a la salida veo a mi madre, vestida de negro. La saludo, y la noto muy seria. Mi primera pregunta, era como estaba mi abuela. No hay respuesta. Insisto. No hay respuesta. Me enojo un poco, y tratando de dejar de lado ese pensamiento que estaba dominando mi cerebro le pregunto una vez más. Todos los hijos conocemos a ese lado inusual de nuestros padres, aquel lado frio e incómodo. Y ese lado se manifestó al decirme que me diría en el auto.
Y sentado, un poco mareado y con mi corazón desbocándose fue como me enteré que mi abuela había muerto. Trataron de decirme de una forma dulce, pero creo que fue para peor. La verdad, fue todo muy triste al principio. Y fue por un par de años la vez que más miedo pasé. Llegar a una funeraria, y entrar a aquella sala privada, con mis familiares llorando y vestidos de nuevo de negro.
Pero cuando el miedo llegó sin avisar, fue cuando mi madre me obligó a ver al cadáver de mi abuela. Me resistí. No quería. Definitivamente no. Pero, una cuestión de religión, o, quizás la necesidad de que yo también sufriera lo que todos pasaban, tuve que verla tras ese cristal. Y ahí estaba. No sé qué decir realmente sobre esto. Se veía en paz al fin. Y eso era un poco reconfortante.
Las horas pasaron, y más gente llegaba. Hubo un rezo, en la última noche. No aguante. No, no podía soportar estar por media hora rogando porque el alma de mi abuela no fuera al purgatorio. Era algo horrible. Y, con todo respeto a la gente que cree en dios, todo aquello fue una de las razones por las que hoy en día me considero agnóstico. Ese tiempo durante el largo rezo fue horrible. No me sentía "agarrado" por dios. Me sentía simplemente abandonado, rezándole al aire por el alma de una persona que en vida fue un pan de... dios.
Pero llegó el siguiente día. Al entierro llegaron, al menos creo yo, más de 70 personas. Ahí me di cuenta de una cosa. Por más triste que fuera la cosa, mi abuela tuvo 85 años para hacer lo que quisiera con su vida. Y se veía reflejado en la cara de los demás. Más de 70 personas, deprimidas por la partida de una persona así. Y ahí... ahí más que nada empecé a sentir respeto. Su tiempo en esta tierra había terminado, pero la había usado para ser una gran persona. Y para sacar a adelante a los demás. Y, cuando la enterraron encima de mi abuelo, quien se había adelantado hacía más de 18 años, si, estaba llorando... pero al mismo tiempo no podía sentirme tan orgulloso y suertudo de haber compartido una buena parte de mi vida con alguien así.
Al menos yo sí... porque mis tíos... tremendos bastardos. Me reía de los chistes de los terrenos de la abuela, pero santo dios. No creía que en menos de 72 horas tras estar bajo el suelo, mis familiares mostrarían su verdadera... saña.
Cuando la navidad llegó, la familia estaba destrozada. Y no tenía miedo de que jamás nos veríamos de nuevo. De hecho... me sentía tranquilo al entender lo pendejos y roñosos que eran.
La muerte quiso divertirse una vez más. Y, en menos de un año, se llevó al tío más veterano. No habría pasado un mes de la muerte de mi abuela cuando el cáncer llegó.
Él fue una buena persona durante 60 de sus 61 años vividos. Pero cambió. No sé si culpar a algo en específico. Pero simplemente, algo salió de él. La verdad es que no me daría miedo decir que fue un poco cabrón un par de meses antes de la tragedia. Pero es lo que hay con la muerte. Y mi tío, mi tío sabía cuándo moriría. No creo que estuviera listo para ver a la muerte de frente los primeros meses (de ahí porque se convirtió en un cabrón), pero al final, él y su familia lo aceptaron. Y, la vida, como queriendo jugar con nosotros, de nuevo nos informó con una llamada mientras que estábamos viendo una película, de que estaba grave. Pero al menos esta vez, estábamos seguros de que "eso" pasaría.
Supongo que la historia se repite en gran parte. De nuevo entre a una funeraria llena de gente llorando, y de nuevo me obligaron a ver su cadáver. Si, se veía muy diferente a aquel tío que conocí en las reuniones familiares, fiestas y quien había sido la primera persona en darme dinero por trabajar.
No me sentía tan mal. De hecho, me sentía mal por no sentirme mal. Y peor aún me sentía porque me reí en su funeral. Estaba con una buena amiga, y la verdad, solo tratamos de animarnos un poco. No, no me burlaba de él. Si no, solo trataba de buscarle la irreverencia a todo esto. Además, si no lo hacía, mi ansiedad me mataría. No soporto los funerales. Es un NO para mí. Ese rollo de tener un cadáver rodeado de gente me parece medio diabólico. Más para ser algo usual en la religión. Aquí solo puedo decir que me sentí... triste de nuevo. Pero, también un poco... ¿agradecido? Por el hecho de que dejó de sufrir. Y, eso siempre es bueno.
Pero nada me prepararía para ver la transformación de la muerte en carne propia.
Pasaron 2 años. Y finalmente estaba en la preparatoria. No me iba mal. Me sentía en un lugar donde, aunque aún estaba la inmadurez clásica de adolescente, no todos eran unos sínicos de morondanga. Las personas que odiaba se habían ido, y aquellos que no, pareció que el hecho de que los "malotes" dejarán el colegio, les había dado la libertad para actuar como eran realmente.
Llega el día. Viernes, última clase. Aquel maestro de Física que era apodado de forma cariñosa como "Frozono" por su aspecto ridículamente parecido al personaje de Pixar dejó un proyecto:
Ir a un parque de atracciones y hacer los cálculos para medir cuanta velocidad hace un juego.
¿Sencillo, no?
Además, iría con mi equipo de física. Sería la primera vez que saldría con mis amigos un día entero por decisión propia (bueno, obligada por un maestro solo un poco).
Sentí un poco como si creciera. Que ya estaba haciéndome el "adulto" (con 14 años...)
Y llegó el sábado. Inclusive me levanté temprano ese día. Salí con mi madre y llegué al lugar donde debíamos ir. Y los encontré en la mera entrada. Nos saludamos, reímos y entramos... sin saber que habíamos entrado en una ruleta rusa de 20 personas.
Hicimos esa madre de experimento. Y, algo que noté desde el principio era que todo era viejo. Pero suponía que era normal, con la "historia" tan larga de ese lugar. Tras subirnos a ese juego, y tomar el tiempo, suponíamos que era todo. Pero, la única adulta que estaba en ese momento con nosotros, decidió que nos compraría un pase para todo el día. Su hijo es una persona solitaria, y se sentía feliz de vernos juntos como amigos.
Y el revólver con veinte balas comenzó a girar. Con las balas yendo y viniendo. Sin saber si dispararía las veinte, o si se atascaría...
Mi amigo estaba aterrado de mi propuesta de subirnos a todas las montañas rusas. Y yo quería empezar con la más vieja. Una bella montaña de madera blanca. Pero a él le aterraba. Y no lo negaré, a mí también. Pero yo estaba convencido que debía perderles el miedo. Por lo que di la idea de finalmente ir primero a la más nueva. Una de metal que parecía no tener más de 5 años ahí.
Vamos, y la fila es sorprendentemente corta. No más de 30 personas. Llegamos. Va la primera vuelta. Seguimos siendo treinta. Hablamos de cosas banales. Segunda vuelta. La fila preferencial nos mantiene con 25 personas. Ahora nos quedamos sin temas de conversación. Tercera vuelta. No había muchos en esa fila preferencial, por lo que ahora somos 16. Bromeo con la película de Destino Final 3 al ver bien el juego, que estaba en terrible estado. Risas. Silencio. Cuarta vuelta. Parece ser nuestro turno. Pero esa fila preferencial... esa cosa salvó a aquellos que pagaron un poco más. El número se queda así y seguimos de pie... Quinta vuelta. Durante esta, llega un par de parejas. Jóvenes. Nunca me dirigieron la palabra, pero automáticamente me cayeron bien. No llega nadie por la fila preferencial. Al fin vamos todos. Estoy un poco nervioso, pero sorprendentemente feliz para lo que estaba a punto de hacer. Los tres queríamos ir en la parte de atrás. "¡Se siente mejor!" o "está con madre el jalón"
Pero, hubo algo en mí, que me dijo que deberíamos respetar la fila. Casi cuando mis amigos estaban por entrar en el vagón. Y nos metimos al penúltimo. Ahora estaba muy feliz. Y la máquina comenzó a andar justo cuando el dichoso último vagón estaba siendo asegurado. Ahí iban esas dos parejas. El juego comienza. Una enorme cuesta nos presenta el camino. Y sin saberlo, el revólver ya estaba listo, cargado y apuntando. Llegamos a la bajada. El juego para un poco sin detenerse.
Y caemos. Empiezo a gritar. Estoy gozando esto. Estoy feliz. Ya no le tenía miedo. Bajamos a más de 60 kilómetros por hora. Tomamos una curva y el juego vuelve a subir.
Y caemos. Pero esta vez llega mi mayor miedo. Los loops. 2. Los tomamos sin siquiera darnos cuenta de lo que pasaba. Volvemos a subir una vez más a por el último loop.
Y caemos. Tomamos el loop, estoy gritando a todo pulmón. Una fuerza gigantesca provoca que mi cuerpo vaya hacia abajo. Un fuerte golpe se escucha. Mi pierna. Mi pierna duele mucho de la nada. Subimos de nuevo.
Y caen. Una pequeña bajada es tomada con mucha fuerza, pero la subida ya no. El tren empieza a columpiarse al no tener fuerza. Puedo levantar al fin la mirada.
Mi primer pensamiento fue que había sucedido un error. Que pronto volvería a su normalidad y terminaríamos el recorrido. Mi siguiente pensamiento fue que estaban ya preparándose para Halloween desde septiembre, ya que había un vagón estrellado en el suelo. Simulando un accidente.
Tuvieron que pasar segundos para que mi mente se coordinara con mis ojos. Ese adorno tenía a dos personas. Y aquel vagón no era un adorno. Hace menos de cinco segundos estaba detrás de nosotros.
A algo se dirige mi vista. Como cuando la pecera. A ese lugar incómodo donde la vista no debía ir.
Ahí estaba el pez. Solo que era el joven simpático. Y al igual que ese pez, le faltaba una parte de la cabeza. Sentí una coordinación bizarra, ya que cuando comprendí lo que estaba pasando, y empecé a gritar, todos los demás se me unieron.
Miré a mi amigo. Tenía sangre en la cara. De nuevo voltee a mirar el juego. La sangre estaba hasta lo más alto de este. Y vuelvo a mirar a ese joven. Está aún vivo. Con un espacio en su cabeza donde hay un charco de sangre, más otro que hay en el suelo con restos de carne. Y ahí fue la vez que más miedo sentí en mi vida. Estaba viendo por primera vez a la muerte en todas sus fases. Ví como el chico, desorientado y con su playera blanca que revelaba la cantidad de sangre que perdía, tratando de mirar a su pareja. Tratando de abrazarla. Tratando de levantar su cabeza, ya que por la posición del carro literalmente se le estaba saliendo el cerebro. Y finalmente, se dejó de mover, en los brazos de su novia.
Casi dos minutos después alguien se asoma a ver que estaba pasando. Cuando esas personas que parecían no ser las que deberían salvarnos, hacían lo que podían por sacarnos de ahí me dí cuenta de algo. Faltaban los otros dos. Y le preguntaba a mi amigo que tenía la cara pálida, y la sangre cayendo por su mejilla donde estaban. Nada. No hay respuesta. Y sin saberlo, uno de ellos estaba tirado un poco adelante del vagón, sin que ninguno de nosotros lo viéramos. Muerto. Y la otra chica, estaba viva, pero aun así tirada.
Nos quitan la seguridad y nos ayudan a bajar. Sigo aterrado por ver como ese tipo esta palidecía más y más con una cara perdida. Y su novia solo lo abrazaba. Aún caía la sangre de su cabeza.
Cuando pude bajar sentí el dolor en mi pierna. Casi tropiezo. Doy una mirada al charco de sangre. Y escucho algo que me parte el corazón. Una niña. No debía de tener más de 10 años. Le llora a su papá por que pisó un pedazo de cerebro. Alguien comienza a vomitar. Una guardia nos abraza y nos dice que todo estará bien. Y, como una última broma de ese macabro juego, miro al suelo tratando de tranquilizarme. Como en una película veo gotas de sangre que cada vez se hacen más grandes hasta que llegan a un pedazo de cráneo con un poco de cerebro. Con una voz débil le pregunto a la guardia si eso es lo que creo, a lo que me dice que sí, y que siguiera.
Nos encerraron en una habitación.
No revisiones médicas, ni tranquilidad.
No escucho nada. Mi cabeza repite una y otra vez la escena.
Cuando recuperé un poco el sentido de todo, solo era caos y más caos. Gente llorando. Gente abrazando a sus familiares. Mi amigo peleando con un guardia y la madre de mi amigo abrazándolo entre lágrimas.
Y al fin, tras lo que pudieron ser 5 minutos, pero se sintieron horas, comprendí lo que pasó.
Vi a alguien morir.
No creo que sea necesario detallar que pasó después. Simplemente tuvimos que salir corriendo de ese lugar. Tuve que dejar la escuela por un mes. Y tuve que tomar hasta una medicación. Me hundí en una depresión y la ansiedad me asesinaba.
Lo pienso, y es irónico. Pero la muerte por la que más he sufrido fue de un completo extraño.
Reflexionado un poco sobre esto, ya a casi un puto año de eso, aquí me doy cuenta de que esa fue la vez que más miedo pasé. No solo por la impresión. Fue algo tan fuerte que hizo que un escritor de horror, que le gusta escribir y ver escenas gore estuviera perturbado por algo así.
No solo porque el tipo murió en manos de su novia.
No solo porque no debía tener más de 20 años.
No solo por la sangre.
Si no por el hecho de ver todo. A lujo de detalle. Y pensar que de alguna forma esa persona estaba viva. Y además, por el hecho de que por nada pude haber sido el que hubiera tenido la cabeza partida. Por un largo momento me culpé a mí mismo. Que yo los había asesinado. Y que era mi culpa. El miedo estuvo conmigo por más de 5 meses. Empecé a verlo. Con la cabeza abierta, sangrando y parado en la puerta de mi cuarto en la madrugada. Ese mismo miedo me perturbó el sueño. Cada que soñaba, era lo mismo. Sangre y montañas. (Inclusive ahora, me tiemblan un poco las manos y me cuesta tantito respirar al escribir esto)
Y, si lo de mi abuela no me había hecho completamente agnóstico, esto si.
Todo mundo le agradecía a dios que estaba vivo. Cosa que creo entender. Lo que ya no, es que me pidieran que yo hiciera lo mismo. ¿Qué le voy a agradecer a dios? ¿Qué me salvó por alguna razón a mí, mientras dejaba que otros dos murieran en mi cara? ¿No pudo evitar todo desde el principio?
Lo dejé en claro. Dios me ha abandonado. Desde hace mucho tiempo. Y yo no tengo ningún problema con eso. Es más, me siento más libre. Y no pienso en creer en algo así. Pero por favor. No me hagan creer en que debo de estar en deuda o algo.
Como dijo en su tiempo el Sr. Ricky Gervais: "Al final se morirán tus padres, tus amigos, y tú"
Y como dijo... (¿Era un filósofo o un científico?) Una persona más inteligente que yo hace mucho tiempo: "El orden de los factores no afecta a el producto"
Juro por dios (espera...) que no quiero terminar en una nota baja porque puedo. Así que tomen esto como una nota cruda, realista y atemorizante que puede que casualmente sea baja.
La muerte es inevitable. Eso es obvio. Y cada quien la verá sí o sí. Si tienes suerte de que de alguna forma nadie de tus cercanos muera, tú lo harás. Ella nos está acechando. Y debemos vivir con eso. Ya ni siquiera creo que debamos actuar como paranoicos. Digo, no te estoy pidiendo que seas imprudente. Matate tú, no a otros. Y si es mejor, deja que algo más allá que tus propias manos lo hagan. No vale la pena. Y si lo vas a hacer, asegúrate de que funcione. Porque si no... Sigues vivo, y arruinado. Da igual. Solo hay dos formas de morir. Sabiendo que lo harás, o no. Vive la vida con prudencia. No te estanques en pensar que de algo hay que morir. Solo acéptalo y continua.
Estoy marcado por la muerte. Mi "corta" edad ya sirve para contar malas historias con ella. Y mi futuro estará ligado con ella. Me gusta el horror. Matar gente con solo el poder de los dedos. Y, además quisiera ser un paleontólogo. Básicamente investigar cosas que están tan muertas que son rocas. Rayos. Yo solo me metí el pie con esto. Mi mayor miedo, creo que no es que me muera, si no que los demás lo hagan. Y tremendas profesiones agarré para tener miedo.
Pero supongo que está bien. Al fin y al cabo la vida termina de un momento a otro. "Estás vivo" "¡Pues ya no, felicidades!"
Es, por más rudo que suene, es un 50% suerte y un 50% tu responsabilidad mantenerte vivo. Una ruleta rusa que te dará sí o sí. Creo que lo que quiero concluir es que por algo estamos vivos. Y también por algo nos morimos tan fácil. Al final eso no importa. Como dicen "Vales más por cómo viviste que por cómo moriste" Cuando estés en el suelo sangrando, en el hospital entubado, cayendo de un avión, o siendo prendido en llamas por un loco, al final solo valdrá la pregunta "¿Hice algo bueno con mi vida?
Y mirarás a la muerte directo a los ojos por primera y única vez, mientras todo se apaga lentamente y tu existencia termina...
submitted by vicvegajuas_36 to eldiario [link] [comments]


2020.02.09 17:44 RandomCondor [ACA] Recomendaciones para gente nueva en el Anime.

hace tiempo en el sub de argentina hice un par de recomendaciones mas "elaboradas". para que no se pierdan y alguien mas las pueda aprovechar (y yo linkear mas facil) las voy a dejar aca. sientanse libres de sumar recomendaciones o comentarlas.
__________________________________________________________________________________
Fullmetal alchemist los protagonistas la historia son 2 jovenes adolecentes que pocos años antes descubrieron la Alquimia (una magia que permite transformar cualquier cosa siguiendo un intercambio equivalente) y cometieron el error de intentar (y fallar) revivir a su madre, lo cual les costo el cuerpo a uno de ellos. Los seguimos en su camino mientras investigan una forma de recuperar sus cuerpos mientras trabajan para la orden militar de alquimistas en un pais pseudo imperialista, en un setting europeo de 1920. (esta la primera, y brotherhood, la primera sigue la historia original hasta el cap 25, donde se desvia para tener su propio final, brotherhood es la misma historia, pero con el final posta del manga, el 25 de la otra, sera el 12 o 15 de esta. las dos son muy buenas y valen la pena ser vistas) 50~ caps y 2 peliculas, y 64 caps brotherhood
Cowboy bebop : 2070 pensado desde los 90, colonias espaciales (marte y lunas de jupiter,etc), ambiente noir, mafias y los protagonistas, que son caza recompensas con naves espaciales realistas. Los seguimos a ellos mientras hacen su duro trabajo por todo el sistema solar. la serie trabaja muy bien los generos western y policial, cayendo en el noir, la conspiracion y la venganza shakespeareana. Y probablemente el mejor soundtrack de la historia del anime, tengo todavia 30 temas en el playlist hace años y no me canso. 26 caps y 1 pelicula.
Neon Genesis Evangelion: en el 2000 hubo un experimento fallido en la antartida que termino con la vida de millones de personas y altero el planeta de forma permanente. en el 2015 empiezan a caer monstruos alienigenas que solo se pueden combatir con robots gigantes que solo pueden ser piloteados por menores de 15. lo que al principio parece una simple serie de robots gigantes pronto se transforma en una deconstruccion del genero que marco un antes y un despues en la historia del anime. talvez pocas series en la historia del mundo hayan influido tanto sobre su propio medio. imperdible 26 caps, 1 pelicula, y 3 peliculas que recuentan la historia y se van para otro lado (rebuild).
Ghost in the Shell: 2030 imaginado desde fines de los 80's, la informatica esta a full, hay androides por todos lados, gente que lo unico que les queda de su cuerpo original es el cerebro, y que este este conectado a una computadora no es para nada extraño. la protagonista es una extremadamente habil ex-militar que lidera el equipo de accion de una seccion policial que se encarga de cybercrimenes (hackeo de cerebros, inteligencia, ataques terroristas, heavy shit). buenas dosis de accion y filosofia que es mas actual que nunca. 50 caps, 3 peliculas, + 4 pelis de precuela. recomiendo empezar con la pelicula original, seguir con SAC y despues discrecion propia.
Aoi Bongaku adaptaciones de literatura japonesa. son 12 caps, pero algunos son unitarios, otros historias de 2 o 4 caps.
PlanetEs. un futuro superrealista donde la humanidad ya conquisto el espacio y da sus primeros pasos de colonizacion interplanetaria, lastima que los protagonistas no son mas que recolectores de basura espacial (osea, capturan satelites abandonados o averiados, y otra chatarra espacial, para sacarlas de orbita y evitar que destruyan el trafico orbital). un excelente drama realista, slice of life de un futuro no muy lejano. 25 caps
Darker than Black: shit happened y ahora algunas personas tienen superpoderes (aunque con limitaciones). el protagonista forma parte de una unidad especial medio clandestina y tiene su propio poder (suelen compararlo con batman), tiene un estilo noir, guerra de espias y atentados, etc. creo que son como 40 caps entre las 3 tempradas.
Baccano! : pasa en EEUU durante la ley seca (1930) en NY principalmente, una increible y delirante mezcla de personajes, entre los cuales hay asesinos, inmortales, mafiosos y simples ignorantes. hay 3 historias principales que se narran en paralelo (1929, 1930 y 1931) y otro par que se mechan en el medio, 2 pasan en NY (guerra de mafias, la busqueda de un familiar caido en la guerra) y el viaje en un tren que llega a NY donde pasa literalmente de todo. 16 capitulos que al principio pueden parecer un poco cargados de mucha informacion pero que es una delicia.
Higashi no Eden: en japon, 12 personas son seleccionadas por un hombre misterioso, del cual reciben un celular con un asistente personal capaz de cumplir cualquier pedido, y una suma enorme pero limitada de plata. La unica condicion es que hagan lo que crean necesario para mejorar el mundo/japon. la historia empieza con uno de estos en pelotas, frente a la casa blanca, cuando se acaba de borrar la memoria. junto a la otra protagonista intentan descubrir que fue lo que hizo y que estan haciendo los otros. 12 capitulos y 2 peliculas.
Katanagatari: mas artistica y cargada de muy buena accion, en el japon medieval un shogun le encomienda a una de sus generales que recupere las 12 restantes armas sagradas, para esto la piba recluta a un pibe que conoce un arte marcial muy particular, capaz de hacerle frente a estas poderosas armas, y a travez de 12 capitulos las van recuperando.
Tatami Galaxy: mas artistica, las peripecias de un estudiante universitario mientras "pierde" el tiempo, es un poco rara por que con cada capitulo parece como si empezara la historia de nuevo, pero con diversos cambios que se resuelven de forma totalmente distintas, 12 caps.
Uchuu Kyoudai: en un futuro cercano, el protagonista ingeniero automovilistico es despedido de su trabajo tras hacerle la gran zidane al jefe (si), y el hermano, ahora astronauta de la JAXA (NASA japonesa) lo presiona para cumplir su promesa de la juventud de juntos ir al espacio, por lo que se anota en el programa para astronautas y a traves de 99 capitulos vemos todo el proceso de seleccion de astronautas. es una historia cargada de drama que te deja al borde de la silla y humor que te saca muchas sonrisas. bien realista y coherente en su ciencia y explicaciones.
Steins;Gate: un pseudocientifico loco descubre que gracias a un hackeo a un microndas misteriosamente puede enviar mensajes al pasado y cambiarlo, siendo él el unico capaz de recordar las cosas que pasaron en todos los timelines, digamos que se aprovecha un poco con buenas intenciones pero pronto todo se empieza a volver caotico y se encuentra de lleno con los limites de su nuevo poder. una excelente tragedia sci fi. 24 caps, una pelicula y algun ova que no pesa mucho para concluir la historia.
Parasite: alienigenas que caen al planeta como gusanos-parasitos y entran en el cuerpo de las personas. el protagonista es uno de los infectados, pero que a diferencia de los otros, no es conquistado por el parasito sino que lo restringe solo al brazo. el parasito es super inteligente y puede mutar casi a antojo. dadas las consecuencias forjan una alianza, aunque el parasito en si tiene su propia agenda. y por defecto los parasitos toman por completo el cuerpo de sus victimas y compiten entre ellos a muerte. asi que el protagonista ahora divide su tiempo entre intentar vivir una vida normal y sobrevivir esta invasion de guerrilla. 26 capitulos, una delicia dramatica y con muy buena accion estrategica.
Dennou coil: puberes con lentes de realidad aumentada en un pueblo que lo esta probando. tiene un aire re simplon pero el trabajo y la forma de tratar esta tecnologia, y como la usan los distintos usuarios es hermosa, para nada infantil. 24 caps.
One Punch Man: una decostruccion del genero de superheroes. en un mundo donde ser superheroe es un trabajo pero solo los mejores pueden vivir de serlo, nuestro protagonista es un poco ignorante de su propio poder y no esta incorporado a este circuito. pero en definitiva tiene una fuerza tal que es capaz de derrotar a cualquiera con un simple golpe, LITERAL. junto a un androide superpoderoso que lo toma como sensei, juntos empiezan a entrar y progresar en la asociacion de superheroes. excelentes batallas, muy buen humor, 12 capitulos de magia.
Mushushi: mas calmita, un medico para-espiritual(?) recorre el japon medieval atendiendo casos especiales gracias a un poder poco comun que tiene (ver los espiritus, que funcionan como bacterias, virus, parasitos etc). tiene una narracion tranquila pero constante. 50~ capitulos
Kokoro Connect, un grupo de 5 amigos de secundario sufre una especie de maldicion por parte de un ser superior, que los conecta por un tiempo de distintas formas, pasa por todas las troupes de cambio de cuerpo, conexiones telepaticas, etc. drama adolencente serio en dosis incrementales. 17 caps.
Rainbow: Nisha Rokubou no Shichinin: un grupo de jovenes comparten tiempo en una carcel japonesa en plena depresion posguerra. nada es bonito, la carcel no es segura, tienen que soportar abusos y torturas, pero eso los hace mas unidos y prometen juntos salir un dia y cumplir sus sueños y realizarse. un dramon como no vi nunca. 26 caps
Shigatsu wa kimi no uso: un niño prodigio del piano lo deja despues del fallecimiento de su madre y tutora. unos años despues una chica aparece y se pone a salir con su mejor amigo, y al conocerlo le pide que toquen juntos en una competencia, ya que ella es violinista y necesita un pianista que la acompañe. esto desencadena en que el pibe intente enfrentar sus bloqueos psicologicos. mucho feeling, excelente ejecucion musical y animacion. 24 caps
Hourou Musuko, un grupo de amigos, 12 años aprox, un par de ellos con conflictos de identidad sexual. los dramas y complejos que tienen. hay mas historia antes y despues, en el manga. pero la serie se enfoca en una parte de la historia que juega y deja adivinar con lo que pasa antes.
Aku no Hana: oscura, y hasta tortura psicologica, un drama donde una piba intenta controlar a un pibe a quien cree un pervertido, relaciones con el la flor del mal de baudeleire, animado por rotoscopia, lo que le da ese aire extraño que tan bien le queda a la historia. 12 caps
Boku dake ga Inai Machi: Un pibe tiene un superpoder, no es la gran cosa, pero aveces, por instinto, tiene la posibilidad de volver al pasado inmediato y evitar una tragedia. pero un dia vuelve a su infancia, un tiempo antes de que desaparezca una compañera de colegio. 12 aps
Bounen no Xandou, en un pais que mira una guerra entre otros 2 desde la costa, un atentado terrorista deja al protagonista con un poder para transformarse en un xamd, pero que a la vez es una maldicion, luego de defenderse no le queda otra que emprender un viaje en busca de una cura, pero las cosas y la guerra escalan. 26 caps
Hunter X Hunter: un pibe super capaz quiere seguir los pasos de su padre y convertirse en un Cazador (una licencia), y asi encontrarlo despues de que lo abandono de chico. el mundo es una locura, ser un cazador es una locura, participan de la seleccion miles de personas y solo un puñado obtiene la licencia todos los años. puede empezar un poco lento, los arcos suelen ser largos, pero te juro, una vez que te enganchas, no podes parar. me lo reconoce todo el mundo. es pura accion pero toca temas profundos, tiene personajes muy buenos y algunos tienen unos capitulos con unas reflexiones muy interesantes. nada es predecible.
My Hero Academy, tiene un nombre de mierda, pero esta re bien. en un mundo donde ser superheroes es un trabajo, y casi todo el mundo tiene un superpoder (aunque la mayoria no se dedica a ser superheroe), nuestro protagonista sueña con ser un superheroe, pero no tiene ningun superpoder. esto no lo detiene ni un poco y pronto, mas por conviccion que por habilidad, se convierte en el estudiante particular de su idolo, el heroe mas poderoso de todos, All Might. es de lo mejorcito de accion que esta saliendo ahora.
Mob Psycho 100: un pibe tiene poderes psiquicos, super dotado pero meh, es aprendiz de un fraude, a quien, sin saberlo, le resuelve todos los casos reales. y la verdad es que a fin de cuentas le interesa mas dejar de ser el pibe awkward. inevitablemente su poder llama la atencion de otros psiquicos y su maestro tambien le trae problemas.
Devilman Crybaby: esta en netflix, el protagonista es un poco lloron, pero tiene esta necesidad de saltar a defender a los indefensos. un amigo de la infancia reaparece y le pide un favor, acompañarlo a una fiesta para investigar la aparicion de demonios. shit happens y un demonio intenta poseerlo, pero sorprendentemente el logra resistirse y ahora tiene el poder del demonio, llamandose a si mismo devilman, y se propone como mision proteger a cualquier otro que este en su situacion. pero le shit will hit the fan.
I got some superrobots for you:
Gundam: es casi casi un genero digamos, hay varios universos pero todos tienen en comun un grupo de soldados underdogs/outsiders que se hacen con el control de unos robots extraordinariamente fuertes y con ellos intentan cambiar el status quo de las naciones militaristas o las guerras que suceden. para entrar recomiendo estas 3 Gundan 00, Gundam Seed y Gundam Wing. hay mas pero la gran mayoria pasa en el universo original, asi que es todo una mezcla que nunca me propuse ver, o son nuevas y no lograron engancharme (se volvian mas infantiles).
Aldnoha Zero, marte nos clava la guerra y estamos re pichis, pero con estrategia y guerrilla de mechas se pone interesante. 24 caps
Code Geass: probablemente de lo mejorcito de mechas, en un mundo donde el imperio britanico conquisto casi la mitad del mundo y es una superpotencia militar casi sin igual, un superestratega (y acomodado) estudiante se ve envuelto en una batalla entre el imperio y la resistencia en japon, donde decide darle una mano a la resistencia y mediante estrategia logra salvarlos, ahi es cuando decide convertirse en su nuevo lider y llevar adelante la revolucion. 50 caps y cosas extras.
Eureka Seven, en un mundo donde una planta alienigena se esparció por todo el mundo y genera una particula que le permite a los humanos "Surfear en el aire", un pibe vive una vida aburrida en un pueblo alejado hasta que una banda de desertores tiene una batalla ahi y se cruza con el Nirvash y su piloto, el mecha tiene lugar para dos y juntos, por la mecanica del mecha, son mas poderosos. Renton, el protagonista, entonces se une a la banda de renegados, que buscan evitar que el imperio destruya de forma definitiva a esta planta. 50 caps, secuela AO 24 caps, 2 pelis de secuela y una en camino, + una peli que nada que ver pero remonta escenas de la serie original y te cuenta OTRA historia (pocket full of rainbows)
submitted by RandomCondor to Argnime [link] [comments]


2016.11.13 14:37 EDUARDOMOLINA Führer Trump: el presidente más obsceno emerge de las cenizas demócratas. La desigualdad se aproxima a niveles de los años 30, los demócratas se han hecho defensores del sistema que victimiza a su base electoral. Tenían el apoyo de Wall Street, de la prensa, del lobyy militar y de Silicon Valley.

Álvaro Guzmán Bastida
http://ctxt.es/es/20161109/Politica/9431/elecciones-EEUU-victoria-Donald-Trump-Alvaro.htm
"El Apocalipsis ha sucedido. Donald Trump ha ganado las elecciones. Pero, sobre todo, ha perdido el Partido Demócrata. Se enfrentaba a un candidato que había fracturado a su propio partido e insultado a más de la mitad del electorado; a un multimillonario con oscuras conexiones mafiosas, que ha despedido a su equipo de campaña tres veces durante la misma. Los demócratas tenían el apoyo de Wall Street, de la prensa, del establishment político y militar, de Silicon Valley, Robert de Niro, Michael Moore, Jay-Z, Beyoncé y Bruce Springsteen. Y han perdido con estrépito. No solo la Casa Blanca, sino prácticamente todo el poder del Estado: desde el legislativo –en el que los republicanos van a contar con una cómoda mayoría en ambas cámaras— al judicial, donde Trump nombrará al sustituto del fallecido Antonin Scalia y posiblemente a otros dos jueces, pasando por el poder en los estados federados, de los cuales los republicanos controlan 31, por 18 de los demócratas.
¿Cómo es posible? En los ocho años de gobierno de Obama, se han terminado imponiendo dos características aparentemente contradictorias, que solo analizadas en su conjunto ayudan a arrojar luz sobre el enigma del fracaso demócrata: se trata de la arrogancia y la obsesión por el consenso.
La arrogancia demócrata.- Los demócratas han desplegado una descomunal arrogancia, al menos en dos sentidos. Para empezar, han sido soberbios con su base política tradicional: la clase trabajadora. Lo viene denunciando Thomas Frank, cuyo libro Listen, Liberal está escrito como una desesperada advertencia a los demócratas, y hoy debería ser de lectura obligatoria como manual de instrucciones para la autopsia del cadáver. La arrogancia de clase de los demócratas, documentada exhaustivamente por Frank, que sostiene que el partido se ha convertido en el representante de las élites de profesiones liberales, tiene que ver con un cálculo electoral fundamentado en otra arrogancia: la demográfica.
Los New Democrats abandonaron, ya en los 80 pero de manera decisiva con Bill Clinton, al electorado trabajador blanco que había fundamentado sus mayorías, porque creyeron que el país iba en otra dirección. En poco tiempo, los profesionales liberales de sueldos altos (médicos, ingenieros, agentes de bolsa, economistas…) pasaron de ser el segmento de población más fiel al Partido Republicano a abrazar con igual entusiasmo a los demócratas.
Por la misma avenida por la que circulaban los profesionales liberales, pero en la dirección opuesta, desfiló la clase obrera blanca que anoche hizo presidente a Trump. La arrogancia demográfica consistió en dar por hecho que el agujero electoral que dejaban los trabajadores blancos lo iban a ocupar, con creces, las minorías. Thomas Edsall, veterano periodista de The New York Times, The Washington Post y The New Republic,lleva décadas documentando el creciente desencanto de los obreros blancos con los demócratas, por los que, señala Edsall, se sienten abandonados en favor de los negros, los latinos o el colectivo LGBT.
Dados los flujos migratorios, y sobre todo las tasas de natalidad de diversos grupos, Edsall prevé que para 2043 los Estados Unidos sean un país ‘majority-minority’, en el que los blancos pasen por primera vez a ser minoría. Preparándose para ese momento, los demócratas, que nunca fueron un partido ‘de clase obrera’ pero contaban con los sindicatos para forjar mayorías, eliminaron la justicia económica de su programa y de su horizonte político, a favor de otras justicias. En los sueños de los estrategas del partido, un electorado más diverso, seducido por políticas amables con los derechos civiles, permitiría a los demócratas cuadrar el círculo, representando desde la ‘modernidad’ un bloque electoral que aunara a los ejecutivos de las empresas tecnológicas y a las negras lesbianas del Bronx. El tiempo les daría la razón. Pero la política no es demografía.
En 2008, Barack Obama se convirtió en el primer presidente negro de un país fundado sobre la esclavitud y la segregación racial. Pero, antes de ganar en las urnas, Obama había logrado otro hito: fue el candidato demócrata en recaudar más fondos de Wall Street para su campaña que su contrincante republicano.
Obsesión por el consenso.- Quizá para saldar sus deudas, Obama no tardó en nombrar para su equipo económico a la misma gente que había llevado al mundo al borde del colapso financiero en el año anterior a su elección. Como recuerda en su libro Frank, fue uno de los mayores gatillazos políticos de la era moderna: Obama llegaba a la Casa Blanca empujado no solo los vientos de un enorme entusiasmo dentro y fuera del país (¿recuerdan el Nobel de la Paz?) sino también por el descomunal enfado con las élites que habían estado a punto de hacer saltar el sistema por los aires.
Con mayoría absoluta en ambas cámaras, cuando podía gobernar como quisiera, Obama decidió ser el presidente del consenso. “La elección de personal es política”, reza un viejo refrán de la política estadounidense. Pero la querencia de Obama por desproveer de conflicto partidista a la política trascendió con mucho sus nombramientos para la Secretaría de Estado o el Consejo Nacional de Economía. Obama ofreció a los republicanos, que estaban en la UVI política, un ‘Grand Bargain’, dilapidando sus dos años de mayoría absoluta legislativa demócrata al buscar consensos imposibles en economía, su reforma sanitaria o el cierre de Guantánamo. La Derecha, maximalista por naturaleza, olió la sangre y no cedió ni agua.
Brecha blancos-negros.- Como señaló en 2011 el entonces corresponsal de The Guardian en EEUU, Gary Younge, “la brecha económica entre los blancos y negros ha aumentado desde que Barack Obama llegó al poder”. (La tendencia ha continuado durante sus ochos años de mandato). Younge añadía: “Bajo su presidencia, el desempleo, la pobreza y los desahucios entre los negros están en su niveles más altos en más de una década”. Younge, británico de raza negra y una de las firmas más clarividentes a la hora de entender la división racial en EEUU, sentenciaba: “Millones de niños negros pueden aspirar a la presidencia ahora que hay un negro en la Casa Blanca. Pero dicha trayectoria es menos probable para ellos hoy de lo que era durante el mandato de Bush. Ahí descansa lo que en el mejor de los casos es una paradoja y en el peor la gran contradicción de la base social que aupó al poder a Obama. El grupo que más le apoya –los negros— es al que peor le va bajo su mandato”.
Ese año vio florecer dos movimientos de protesta radicalmente opuestos, pero con un elemento en común. Tanto Occupy Wall Street como el Tea Party reclamaban un rechazo a las élites y una política de confrontación que Obama, estaba claro, no estaba dispuesto a ofrecer.
Mientras tanto, los republicanos escupían sobre el brazo tendido de Obama, negándole cualquier victoria ‘bipartidista’, y afilando los cuchillos para 2010. La estrategia funcionó a la perfección.
Desde la llegada de Obama a la Casa Blanca, tres de las cuatro últimas elecciones –2010, 2014 y ahora 2016— resultaron en debacles demócratas, otorgando cómodas mayorías a unos republicanos que extendían además su poder por todo el país a nivel local y regional.
Obama ganó en 2008 con 69,4 millones de votos. El martes, Clinton obtuvo 59,8. En 2008, los demócratas tenían un poder casi absoluto, y el mandato ciudadano para gobernar sin miedo a las élites. Ocho años después, con diez millones de votos perdidos por el desagüe, están desahuciados. La arrogancia y la obsesión por el consenso han matado al Partido Demócrata.
Rebelión blanca.- La presidencia de Obama está llena de sombras. Presume entre sus méritos del desarrollo del programa de drones, que convierte la guerra en un videojuego, y la instauración de reuniones semanales en el despacho oval en las que el Presidente repasa una ‘kill lists’ y decide a quién se va asesinar sumariamente y –quizá por aquello de honrar a la Academia Noruega— a quién no.
Pero Obama, que ha sido verdugo de muchos, fue también víctima desde su ascenso al poder de una campaña de racismo visceral, que le negaba incluso la legitimidad como presidente. Al frente de esa campaña se situó desde el principio un hombre de tez naranja y tupé platino, el ahora presidente electo Donald J. Trump.
Trump pasó años difundiendo rumores sobre la supuesta nacionalidad extrajera de Obama, agitando así la sombra del pasado racista de un país que tenía a su primer presidente negro. Fue así como el magnate fraguó su transmutación de bufón mediático de la telerrealidad más chusquera a la primera línea política. ¿Era Obama musulmán? ¿Acaso no sería keniano? Trump ya tenía en su historial importantes medallas al xenófobo: en 1989, pagó de su bolsillo para pedir, en anuncios de prensa a toda página, la ejecución de un grupo de menores negros acusados de violar a una banquera blanca. (Aunque los jóvenes terminaron saliendo absueltos e indemnizados por los perjuicios que la ciudad de Nueva York les causó, Trump nunca se disculpó, y sigue manteniendo en público, hasta una semana antes de las elecciones, que los jóvenes eran culpables y tendrían que haber sido ejecutados, lo que hubiera sido ilegal, ya que el estado de Nueva York había eliminado la pena de muerte cinco años antes del crimen).
Cuando Obama se vio obligado a hacer pública su partida de nacimiento, que dejaba claro que llegó a este mundo en Hawaii, Trump se anotó el escarnio público como una victoria personal. Los racistas ya tenían su mesías.
El partido del ‘establishment’.- Pero Trump nunca hubiera llegado a la Casa Blanca si solo fuera el mesías de los racistas estadounidenses, figura que sigue ostentando, pero insuficiente para lograr casi sesenta millones de votos. En un momento en el que la desigualdad se aproxima a niveles de los años treinta, y en el que la Universidad de Princeton declara que los Estados Unidos no son ya una democracia, sino una oligarquía, el partido progresista ha logrado situarse en el imaginario colectivo el defensor del sistema que victimiza a la que un día fue su base electoral.
Para coronar tamaña proeza, el partido eligió a la candidata con más lastre, menos capacidad de ilusión, y probablemente menos conectada con los problemas de la clase trabajadora de su historia: Hillary Clinton. Eran las elecciones del tiempo político abierto por el Tea Party y Ocuppy Wall Street. Los demócratas tuvieron su oportunidad para presentar a un candidato más acorde con los anhelos de la clase trabajadora: Bernie Sanders. La desaprovecharon.
Durante la campaña, Hillary Clinton jugó a empatar un partido que reclamaba encerrar al adversario en su área. Agobiada por los numerosos escándalos que le rodean, rehuyendo el papel de mujer política en un panorama en el que los Estados Unidos podrían haber elegido a su primera presidenta, Clinton y su partido no han sido capaces de ofrecer nada más que ‘más de lo mismo’.
Al Partido Demócrata le toca hacer penitencia y refundarse. El liberalismo corporativo inaugurado por Bill Clinton ha muerto con la derrota de su mujer, Hillary, en las urnas. Habrá voces entre los demócratas que aboguen por un giro a la derecha, por mostrar una cara más dura en inmigración (¿más dura que la de una administración que ha deportado hasta agosto 2,8 millones de inmigrantes, más que ninguna otra en la historia del país?), por ejemplo. Se equivocarán. Los demócratas tienen dos años para ilusionar a su electorado antes de las elecciones de mitad de mandato de 2018. Solo es verosímil que lo logren recuperando la bandera de la redistribución económica.
China, China, China.- Trump, que perdió el voto popular, ganó la presidencia por el paupérrimo resultado de Clinton en los antiguos feudos demócratas del ‘Rust Belt’, el cinturón industrial que era un histórico bastión demócrata. Pero su victoria va más allá. Se entiende todavía mejor si se superpone al mapa de la desindustrialización del país, que ha visto cómo se cerraban en masa minas, fábricas, no solo en Ohio y Pensilvania, o West Virginia, sino también en estados de la región de los Apalaches, como Carolina del Norte, el Medio Oeste, como Iowa, o el Sureste, como Louisiana.
Cuando Trump hablaba obsesivamente de China y México en sus mítines y echaba en cara a Clinton la firma del tratado comercial NAFTA durante los debates, sabía lo que hacía. Estaba activando la pulsión de un electorado que se siente, en palabras de Arlie Russell Hochschild, la autora del otro libro de lectura obligatoria para el momento, extranjero en su propia tierra.
Una vez más, llegó primero el abandono de ese electorado por parte de los demócratas y solo después –-décadas después— el triunfo de Trump en esos feudos. Es una historia conocida, y que no entiende de fronteras: pregúntenselo al Partido Socialista francés o a los laboristas británicos, que tienen en Marine Lepen y Nigel Farage a sus Trumps particulares. Como ellos, Trump utiliza el comercio como subterfugio para afrontar los verdaderos problemas de sus sociedades. Son tan estadounidenses los ricos que deciden producir lo que venden en China como los trabajadores que se quedan sin empleo con la deslocalización de la producción. Pero hincarle el diente a esa contradicción supondría hablar de clase, cosa que los demócratas no hacen desde… Bernie Sanders.
¿Uno de los nuestros?.- Observar la victoria de Trump desde el Nueva York cosmopolita y liberal, y a través de medios como The New York Times o The New Yorker ha sido como ver hundirse al Titanic desde los ojos del director de la orquesta. Las élites liberales no entienden qué ha sucedido. Viven en un país que les es ajeno, como los protagonistas del libro de Arlie Russell Hochschild. La campaña de Clinton y sus aliados en la prensa han pasado meses, acusando –con razón— a Trump de ser un evasor de impuestos, un demagogo racista, un misógino depredador sexual. Le han comparado con Hitler y Mussolini. Y, sin embargo, ahora se apresuran a encontrar un “tono conciliador” en su discurso de la victoria. Clinton, que no dio la cara hasta 24 horas después de la derrota, habló de “respetar el proceso”, y de “la obligación” de aceptar el resultado. ¿No habíamos quedado en que si ganaba Trump llegaba el fascismo a América? ¿Van a hacer Hillary Clinton y el Partido Demócrata de comparsa del ascenso del Führer Trump, que ni siquiera ganó en votos, sino gracias a la disfunción decimonónica del sistema electoral estadounidense?
¿En qué quedamos? ¿Advenimiento del fascismo o todos somos un equipo? Ambas cosas no pueden ser. (Trump pareció devolver el favor por adelantado: si en campaña había prometido hasta la saciedad que nombraría un fiscal especial para meter a Clinton en la cárcel por su supuesta corrupción, en la noche electoral se apresuró a felicitarle (¿por la derrota?) y a dejar claro que tiene con ella una enorme “deuda de gratitud”. Democracy in America.
Bonus y víctimas.- Al Trump que pedía como un energúmeno el certificado de nacimiento de Obama y al que ha llegado a la presidencia de la mano de la promesa de devolver el trabajo a los estadounidenses los une un vector: el miedo al otro. La xenofobia ha ocupado un lugar central en la vida y obra de Donald J. Trump, así como en su campaña electoral. Cuando se presentó, en junio de 2015, lo hizo acusando a los mexicanos que cruzan la frontera de ser violadores, criminales, traficantes de drogas que venían a sembrar el caos en EEUU. Los momentos más calientes de sus mítines eran los que dedicaba a prometer la construcción de un muro en la frontera o la prohibición de entrar en el país a los musulmanes.
Muchos ponen en duda que vaya a implementar ahora dicho programa. Es imposible saber si lo hará. Pero, aunque quisiera frenarlas, ha puesto en marcha fuerzas xenófobas con su retórica incendiaria que serán difíciles de frenar. Si Trump –-como es predecible— no es capaz de contentar al electorado de la clase trabajadora empobrecida al que tanto ha prometido esta campaña, lo lógico para su supervivencia política sería que recurra a la estrategia que mejor le ha funcionado en campaña: la de buscar chivos expiatorios entre los más débiles, léase los negros, los latinos, las mujeres, el colectivo LGBT o los musulmanes. A ellos no les debe nada.
La mañana posterior a la victoria de Trump, una emisora de radio neoyorquina conectaba con la puerta de las oficinas Goldman Sachs, donde "el sentir era sombrío". Acto seguido, el locutor daba paso a un joven trabajador de la firma, cuyo rango no identificó.
“¿Cómo están viviendo un momento político de tanta incertidumbre para la nación?” espetaba el reportero.
"Nos preocupa el descenso que van a sufrir nuestros bonus", declaraba el joven. Solo en esta campaña, Hillary Clinton recibió 945.744 dólares en donativos individuales de trabajadores de Goldman Sachs.
Pocos minutos después, llamaba al mismo programa el profesor de un colegio en Long Island, al Norte de Nueva York. Contaba que la mitad de sus alumnos, guatemaltecos y hondureños en su mayoría, no habían ido a clase. “Sus padres son indocumentados”, contaba con la voz rota. “Tienen miedo”."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.22 08:18 EDUARDOMOLINA Ignacio Escolar. Periodismo es pedir cuentas al poder. La prensa impresa en España hace años que está muy lejos de la sociedad española. Hay un tipo de periodismo que cree que su papel es mandar, en vez de fiscalizar a los que mandan.

http://www.eldiario.es/escolaPeriodismo-pedir-cuentas-poder_6_529207111.html
"Cuando me ofrecieron participar en este foro me dieron varias fechas a elegir: en junio, en julio o en septiembre. Escogí esta semana, en la recta final de la campaña electoral, siendo muy consciente de que era la peor para los políticos y que por tanto la asistencia a mi conferencia se iba resentir, que no podría presumir en la sala de muchos altos cargos del Gobierno o de la oposición, esos nombres que dan relumbrón a estos encuentros.
Agradezco a los políticos que, a pesar de la campaña, han querido venir. Espero que el rato os merezca la pena. Pero creo que uno de los problemas que ha tenido la prensa española en las últimas décadas ha sido precisamente este: la enorme cercanía al poder político y su distancia cada día mayor de los lectores; de la sociedad a la que nos debemos y a la que informamos.
Marty Baron, el actual director del Washington Post, y hoy uno de los directores de periódicos más de moda –es uno de los protagonistas de la película Spotlight– tiene una definición sobre mi oficio que a mí me gusta especialmente. “Periodismo es pedir cuentas al poder”. Es una buena definición porque es breve y porque es directa. Porque se entiende, y que te entiendan es parte vital de mi oficio.
En esta charla hoy yo también quiero ser breve y directo, para que se me entienda. No pienso callarme nada. Y quiero hablar de periodismo. Como decimos en eldiario.es, de periodismo a pesar de todo.
Mi oficio no ha tenido una edad de oro en España. No lo fueron los años 40, 50 y 60, las décadas en la que los grandes diarios europeos multiplicaron sus tiradas y se consolidaron. Aquí eso no pasó, porque en esos años el periodismo en España estaba sometido a la censura.
Fueron mucho mejores para la prensa española la década de los 70 y los 80, el periodismo de la transición. Es en esos años y después, en los 90, cuando el periodismo español sin duda florece y vive sus mejores años. Yo aprendí a leer con esos periódicos, con el diario El País, fundamentalmente, que ha sido con mucha diferencia el mejor periódico jamás publicado en España; la institución periodística española más sólida, veraz y creíble de todas las que ha creado mi oficio en este país. Un diario en el que hoy no me reconozco.
En la transición, nacen las mejores virtudes del periodismo en España, pero también sus principales defectos; unos vicios que entonces eran sobradamente compensados con las ventajas de aquella prensa pero que, con los años, se van haciendo más grandes. A todos nos pasa: la edad suele agravar nuestros defectos. A veces compensa la experiencia que ganas con los años. En otras ocasiones, se confunde la sabiduría con la soberbia.
El pecado original de ese periodismo de los años 70 y 80 –insisto, tan exitoso– está en su enorme cercanía con el poder político y económico. En ausencia de una sociedad civil organizada, durante la Transición, la prensa ocupó un lugar mayor del que le correspondía y se articuló como un poder más, no como un contrapoder.
Ahí nace ese periodismo que cree que su papel es mandar, en vez de fiscalizar a los que mandan. Que concibe el periodismo como otra manera de hacer política sin pasar por las urnas y sin asumir después las responsabilidades. Que piensa que nuestro trabajo consiste en quitar y poner presidentes, ministros o líderes de la oposición. Que presume de “responsabilidad de Estado”, mientras trata a los ciudadanos como si fueran menores de edad.
Yo no creo en esa prensa. La función del periodismo es informar, no mandar. Nuestros clientes son los lectores, no las élites políticas o económicas. Nuestros valores, por nobles que sean, no pueden estar por delante del valor fundamental para la prensa: el del respeto por la verdad.
Los debates profesionales sobre la objetividad, la honestidad, el rigor… están muy bien. Pero la norma más básica de mi oficio aparece ya en uno de los códigos éticos más antiguos que existen, en los diez mandamientos. El octavo: No mentirás.
Hace unos días, la Universidad de Oxford y el Instituto Reuters publicaron su último informe anual sobre el periodismo en el mundo. En la edición anterior, la prensa española aparecía como la menos creíble de los once países analizados en Europa. En esta edición, los resultados no son tan catastróficos y sitúan a la prensa española en la media europea: mejor que la griega, la turca o la italiana; peor que la alemana, la holandesa o la inglesa.
Sin embargo, cuando se bucea en los cuadros de este informe del Instituto Reuters aparecen algunos datos muy reveladores. El más llamativo: que existe en España una enorme brecha generacional también en la confianza de la prensa. Cuanto más mayores son los lectores, más se fían de la prensa. Cuanto más jóvenes, menos confianza nos otorgan. Y entre los españoles menores de 45 años, y especialmente entre los menores de 35, la credibilidad de la prensa se hunde. Casi el 70% de los jóvenes no confía en los medios de comunicación españoles. Y si los jóvenes no creen en la prensa, ¿qué futuro le espera a la prensa?
Este sesgo de edad coincide con otra brecha generacional hoy muy presente: la que existe entre los votantes españoles. La división entre nueva y vieja política está muy presente en el CIS y en todas las encuestas. Por debajo de 40 años, según las encuestas, es difícil encontrar a votantes del PP y del PSOE. Por encima de 50, apenas hay votantes de Podemos y Ciudadanos.
No creo que esto sea una coincidencia. A la prensa en papel española, a sus cabeceras históricas, les ha pasado algo muy similar a lo que le ha ocurrido a la política tradicional en España. No han querido darse cuenta de que la sociedad española estaba cambiando mucho más rápido que ellos. Se han creído que bastaba con ignorar esa realidad en sus portadas para que España no cambiase. Es un truco que tal vez funcionase antes, pero que ahora ya no cuela porque la prensa ha perdido el monopolio de la opinión pública. La realidad ya no es solo aquello que publican los periódicos.
La prensa impresa en España hace años que está muy lejos de la sociedad española. Un noruego que intentase analizar este país en función de lo que publican en papel los diarios no entendería absolutamente nada, porque la distancia entre lo que se publica y lo que pasa no puede ser mayor. ¿Cómo explicar que en este país, que en el CIS se declara sociológicamente de izquierdas tenga una prensa impresa que se mueve entre la derecha monárquica, la derecha liberal, la derecha clerical y el centro izquierda muy muy moderado? ¿Qué lee toda la gente que ha hecho de Manuela Carmena alcaldesa de Madrid –y me refiero no solo a los votantes de Ahora Madrid, también a los del PSOE, que apoya a Carmena en el Ayuntamiento?
La gran mayoría de la prensa española ha ignorado la noticia política más importante de la última década en España: la del fin del bipartidismo. Pasó por delante de sus narices y ni la olieron.
La prensa cerró sus ojos a la crisis del sistema político y económico español. No supo adelantarse a la aparición de nuevos actores políticos ni creía que el sistema necesitaba reformas profundas hasta que tuvo que rendirse a la evidencia.
En la interpretación más benevolente (para la prensa), se puede decir que no se dio cuenta de lo que estaba pasando por error, por incompetencia. En el peor, y más probable, lo que les pasó fue otra cosa. Que no quisieron hablar de estos temas porque a sus editores no les gustan.
Y la razón por la que a sus editores no les gustan estos temas es porque la crisis económica de la prensa de los últimos años se ha transformado en otra crisis mucho peor: En una pérdida vital de independencia que después ha provocado una crisis de credibilidad, especialmente entre los lectores del futuro.
Decía Jesús Polanco que la mejor garantía de la independencia de un medio de comunicación residía en su cuenta de resultados. En sus beneficios. Tenía toda la razón, y por eso cuando las pérdidas han entrado por la puerta de muchos periódicos, su independencia ha saltado por la ventana.
Cuando una empresa que pierde dinero cada año sigue abierta, hay que preguntarse quién paga esa fiesta y por qué. Más aún si es un sector que cae un 15% en ventas cada año y que todos los pronósticos dan por finiquitado: que no es una empresa que aguante porque confíe en que la situación vaya a mejorar con los años. Esto es lo que pasa con muchos periódicos en España, que siguen saliendo cada día a pesar de que pierden dinero cada día.
Si los periódicos fabricasen tornillos en vez de opinión pública, gran parte de ellos ya estarían cerrados. No lo están porque fabricar opinión pública tiene unos beneficios indirectos que van mucho más allá de la cuenta de resultados de los propios medios.
Cuando un diario está en pérdidas y sigue saliendo cada día, su beneficio hay que buscarlo otro lado. En la influencia política que consigue su dueño, y que rentabiliza por otra vía: con una recalificación, con una adjudicación pública, con una licencia de radio o de televisión, con otro tipo de favores de los poderes políticos. Cuando un diario está en pérdidas y sigue en el kiosco, sus lectores ya no son los clientes. Sus lectores son la mercancía y ese diario ya no es un negocio de periodismo. Es un negocio de propaganda o, en el mejor de los casos, un negocio de relaciones públicas.
No conozco un solo periódico en el mundo que no se califique a sí mismo como “independiente”. No hay nadie que confiese ser “el diario al servicio de la banca” o “el periódico a sueldo del Gobierno”. Pero hay varios indicadores para medir el grado de independencia de un medio de comunicación.
El primero ya lo he dicho: su rentabilidad. Sus beneficios. Cuando un diario entra en pérdidas, su capacidad para soportar las presiones se debilita enormemente.
El segundo está en su propiedad. En qué intereses empresariales ajenos a la información tengan sus dueños. Es difícil que un periódico editado por un constructor que está pendiente de una recalificación sea independiente. Es improbable también que ser independiente sea su objetivo.
Les pongo un ejemplo, que conozco bien. El de mi ciudad: Burgos. Hay dos periódicos en papel. Uno es de un constructor, condenado por corrupción urbanística y que está entre los promotores del famoso bulevar de Gamonal que levantó a todo el barrio en su contra. El otro es de otro constructor, un imputado en la Gürtel. Ambos son rivales en Burgos pero socios en la televisión autonómica de Castilla y León, que paga el Gobierno de la Junta, en manos del PP.
Esa es la independencia de los medios de mi ciudad natal y no se distingue mucho a lo que pasa en otras ciudades.
El tercer indicador de la indepedencia de un medio de comunicación está en su modelo de ingresos. En cómo se financia. Por ejemplo, es muy difícil que un periódico que obtiene más de la mitad de sus ingresos de instituciones públicas gobernadas por tal o cual partido sea independiente. Quien paga manda, o así lo entienden gran parte de los administradores del sector público, que consideran que la publicidad institucional es su cortijo.
La publicidad institucional en España, la forma en que se ha gestionado, se ha convertido en una de las mayores amenazas a la independencia de la prensa. Se reparte de forma opaca y arbitraria, como se demuestra cada vez que se publican datos concretos.
Hace poco se publicaron algunos, sobre el reparto de la publicidad institucional del Canal de Isabel II durante los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, esos supuestos “liberales” que gestionaron el dinero público con criterios completamente intervencionistas.
El Canal, una empresa pública, se gastó en la última década 55 millones de euros en publicidad, que se repartió a dedo entre los medios afines al aguirrismo. A ver si se creen que la buena prensa de Esperanza Aguirre salía gratis.
Por poner un ejemplo: el desconocido portal de información Nuevatelevisión.com se llevó medio millón de euros del Canal. En el mismo periodo, elconfidencial.com , el líder de la prensa digital en España, obtuvo 60.000 euros y eldiario.es apenas 7.000 euros en tres años.
Entenderán estas cifras mejor si les explico que el desconocido diario digital Nuevatelevisión.com fue fundado por el exsecretario de Comunicación de José María Aznar, Miguel Ángel Rodríguez. Mamandurrias.
Además, de la rentabilidad, de la propiedad y de los ingresos, Y el cuarto indicador que sirve para medir tu independencia está en las deudas. En cuánto dinero debes y a quién se lo debes.
La deuda es clave para explicar la situación de muchos de los grupos de medios españoles que, en los años buenos, como le pasó a muchas otras empresas españolas, se endeudaron hasta la camisa. Y cuando la burbuja del crédito barato estalló, han visto cómo su independencia estallaba con ella. Hoy la banca, a través de la deuda, es el principal editor de prensa en España. Y es difícil que un periódico en manos del sector financiero pueda pedir cuentas al poder, como decía Marty Baron. Por poner un ejemplo más concreto: que El País diese una cobertura tan superflua sobre la lista Falciani o que no publicase prácticamente nada de los SwissLeaks se entiende mejor cuando explicas que el banco suizo HSBC era uno de los principales acreedores del grupo Prisa, y que después, a través de la deuda, se ha convertido en uno de sus principales accionistas.
Cuatro indicadores: la rentabilidad, la propiedad, el modelo de ingresos y la deuda. La independencia se resume en cuatro preguntas. ¿Eres rentable? ¿Quién es tu dueño? ¿Quién te paga? ¿A quién le debes dinero?
En eldiario.es presumimos de independencia porque podemos contestar a estas cuatro preguntas con la cabeza bien alta.
Somos un medio rentable desde hace ya tres años, y aún no hemos cumplido cuatro años desde nuestra fundación, en septiembre de 2012. En este tiempo, nos hemos cambiado cuatro veces de oficina.
Empezamos en un ‘coworking’ en Gran Vía 16, en una mesa de 4 personas. De ahí saltamos a Gran Vía 55, a un pequeño piso de 70 metros cuadrados desde donde lanzamos eldiario.es en septiembre de 2012. Entonces éramos solo 12 personas.
En septiembre de 2013, nos mudamos a Gran Vía 60, a una oficina de algo más de 200 metros cuadrados en la que llegamos a ser 24 personas; nos mudamos cuando estábamos a punto de incumplir la legislación laboral porque ya no cabíamos.
Desde el verano pasado estamos en el Palacio de la Prensa de Madrid, en Gran Vía 46. En una redacción de más de 600 metros cuadrados frente a la plaza de Callao donde ya estamos a punto de llegar a los 60 trabajadores. Además, contamos con otros 40 periodistas repartidos entre 13 ediciones autonómicas que están asociadas con eldiario.es.
Seguimos contratando periodistas, programadores, diseñadores, realizadores... porque somos rentables. Porque nos hemos convertido en uno de los diez diarios escritos (que no impresos) de información general más leídos en España. Según el último informe de Reuters que antes citaba, somos la séptima web de información más seguida, por detrás de El País, El Mundo, Antena 3, 20 Minutos, El Confidencial y Marca. Es una posición similar a la que nos da Comscore, que en las últimas olas nos certifica entre 5 y 6 millones de lectores mensuales.
Somos un medio leído y también influyente. Logramos unos datos de audiencia tan altos a pesar de que no tenemos secciones dedicadas al “corazón” o a los vídeos de gatitos. Nuestro menú informativo no hace concesiones a la audiencia a cualquier precio. Esto también se nota en redes sociales, donde somos prescriptores. En las anteriores elecciones generales, un estudio nos situó como el medio de comunicación más tuiteado por los candidatos de los principales partidos.
¿Quién es nuestro dueño? En nuestro caso, la propia redacción. Yo no solo soy el director de eldiario.es. También soy su consejero delegado y principal accionista. Y cuando me siento cada mañana, a las 10:30, con mis subdirectores y redactores jefes, que muchos de ellos también son accionistas, en esa reunión no solo está representada la redacción, sino también la mayoría de las acciones de Diario de Prensa Digital SL. El resto de los accionistas –muchos de ellos están en esta sala– son nuestros compañeros en la gestión administrativa de eldiario.es –como el presidente José Sanclemente o el gerente, Juan Checa– y algunos amigos, como Enric Lloveras y Daniel Bilbao. O mi madre. Ni nosotros ni nuestra empresa editora tenemos más ambición que sacar adelante un diario con la máxima independencia posible. No tenemos otro interés que servir a nuestros lectores. Somos unos periodistas que creemos en nuestro oficio, que creemos en nuestra labor con la sociedad y que queremos cumplir con nuestro trabajo de la forma más profesional e independiente posible.
¿Quién nos paga? En gran medida, nuestros lectores. eldiario.es se financia por publicidad y con la ayuda de nuestros socios, suscriptores que pagan 60 euros al año para garantizar nuestra independencia. Hoy ya tenemos casi 19.000 socios y son todos suscriptores de verdad: no hay ventas en bloque a empresas. Son todo lectores que, uno a uno, se han sumado a nuestro proyecto porque saben que son cruciales para mantener nuestra independencia.
En total, nuestros socios nos aportan casi un 40% de nuestros ingresos. El resto viene de la publicidad. Sin embargo, nuestros lectores son nuestro primer cliente porque ninguno de nuestros anunciantes, ni siquiera los más grandes, nos aporta ni la mitad de la mitad que todos nuestros socios juntos. Mandan los lectores porque pagan los lectores.
¿Y a quien le debemos dinero? A nadie. Hemos conseguido lanzar eldiario.es y colocarlo entre los principales diarios españoles sin deber un solo euro. No tenemos ningún crédito y tampoco debemos favores inconfesables a ningún poder político ni a ningún partido. El porcentaje de nuestros ingresos que viene del sector público no llega al 5%. Probablemente porque no somos muy cómodos a quienes gestionan el sector público.
Pero nuestra independencia no solo se demuestra en la teoría. También en la práctica, con nuestras exclusivas. Porque en eldiario.es publicamos cada día noticias que hoy no se pueden leer en otros medios.
Eldiario.es fue el medio que destapó el escándalo de las tarjetas black. No es que fuésemos los primeros en publicarlo. Es que sin nosotros hoy no estarían imputados Miguel Blesa, Rodrigo Rato y todos los demás consejeros black en la Audiencia Nacional.
En diciembre de 2013, publicamos un correo del secretario del consejo de Caja Madrid donde detallaba los sueldos de los consejeros y explicaba que, además de las dietas, existían unas tarjetas “black a efectos fiscales”. Casi ningún medio se hizo eco de nuestra exclusiva, pero en la actual Bankia sí prestaron mucha atención a esa noticia. Como ellos mismos han explicado, a partir de la noticia de eldiario.es iniciaron una auditoría interna, encontraron las tarjetas black y enviaron toda la información a la Fiscalía Anticorrupción. Por eso llegó a la Audiencia Nacional y sin eldiario.es, y si nuestros socios, hoy Rodrigo Rato, Miguel Blesa y otros tantos no se enfrentarían a acusaciones de cárcel por apropiación indebida.
Estoy convencido de que el efecto de esta investigación periodística va mucho más allá de Caja Madrid o su consejo. Creo que cada vez que la prensa publica un asunto, así, en algún sitio hay un corrupto en potencia que se lo piensa dos veces antes de abusar del dinero público, pagando un masaje con final feliz a costa de los contribuyentes. Nuestro lema es “periodismo a pesar de todo” pero también podría ser “periodismo para cambiar las cosas”. Porque de verdad creo que la función social del periodismo es ésta: fiscalizar a los poderes y combatir sus abusos. Sin prensa independiente, es imposible que los malos comportamientos tengan consecuencias y que la democracia funcione.
Cuando publicamos las Black, casi nadie nos hizo caso. Nos pasa mucho. En las últimas semanas estamos publicando varias informaciones sobre fraude fiscal en España, los papeles de la Castellana. Es una filtración de documentos que recibimos a través del buzón seguro Fíltrala.org y que llevamos meses investigando
Con los Papeles de la Castellana, estamos contando a diario muchos datos concretos del fraude fiscal en España. A diferencia de los papeles de Panamá, aquí damos números y porcentajes: las ridículos cifras que pagaron ante Hacienda muchas de las grandes fortunas por legalizar sus fortunas ocultas en paraísos fiscales. No habrán leído casi nada de estas noticias en ningún diario impreso. Para ellos no es noticia.
Hace unas semanas, sí logramos tomar el kiosco casi al completo. Contamos en primicia que varios importantes futbolistas estaban implicados en el caso Torbe, acusados por dos testigos protegidas a las que la policía da una gran veracidad. Al día siguiente, el Marca, el AS, el Mundo Deportivo, el Sport, el ABC y La Razón abrieron su portada con nuestra noticia. Es la primera vez que nos pasa y es un poco frustrante. Con las black, o con los papeles de la Castellana, no nos citaron tanto.
El éxito de eldiario.es no solo se basa en la independencia y la información propia. También estamos experimentando con nuevas narrativas, nuevos soportes o nuevos formatos. Con un canal de Telegram. Con periodismo de datos.
eldiario.es nació como un pequeño medio minoritario independiente, valiente y combativo. Vamos a seguir siendo independientes, valientes y combativos. Vamos a seguir siendo incómodos, pero no vamos a ser minoritarios. Ya no lo somos.
En los últimos meses, nos hemos aliado con el mejor diario del mundo, The Guardian, para poner en marcha una sección de internacional, que era uno de nuestras tareas pendientes. También somos ejemplo de innovación para Google. El modelo de eldiario.es ha sido seleccionado entre cientos de proyectos europeos y financiarán parte de la tecnología que desarrollaremos para conectar mejor con nuestra audiencia, con esos cómplices que creen en el mismo periodismo que nosotros.
Queremos que eldiario.es sea aún más leído, aún más potente, aún más influyente. Que sea un periódico que sobreviva a sus fundadores.
Estamos lejos de los presupuestos de los grandes medios pero vamos a ser uno de ellos manteniendo los mismos valores, los mismos principios con los que nacimos.
En eldiario.es cada día somos más pero somos los mismos, y nuestro compromiso con los lectores sigue siendo idéntico al del primer día. Buscando en la hemeroteca, he encontrado esta primera declaración editorial que hicimos hace casi cuatro años, en septiembre de 2012.
“Somos un grupo de periodistas con ganas de seguir intentándolo”, decía aquel texto. “Nos mueve la ambición de comprar nuestra libertad, reivindicar nuestro oficio, ser dueños de la redacción en la que trabajamos y garantizar así que la línea editorial sea independiente y no responda a intereses ocultos”.
“Creemos en un periodismo riguroso, independiente y también honesto. Estamos con la libertad, con la justicia, con la solidaridad, con el progreso sostenible de la sociedad y con el interés general de los ciudadanos. Defendemos los derechos humanos, la igualdad y una democracia mejor, más transparente y más abierta”.
Sigue siendo así. Defendemos unos valores pero no a ninguna sigla, a ningún partido. Somos unos locos convencidos de que nuestro trabajo sirve para algo, que sirve para cambiar las cosas, para mejorar la sociedad, para pedir cuentas al poder. Creemos en el periodismo, en el periodismo a pesar de todo."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.03.13 10:55 EDUARDOMOLINA ¿Por qué temen a Pablo Iglesias? La Restauración y su “gran centro”.- Luís Juberías y Pedro Antonio Honrubia Hurtado.- Diario Público.

http://blogs.publico.es/otrasmiradas/6139/por-que-temen-a-pablo-iglesias-la-restauracion-y-su-gran-centro/
"Una semana más y el debate sobre la investidura de un nuevo gobierno sigue copando la actualidad política del estado español. De momento la posibilidad de unas nuevas elecciones sigue intacta y solo alguna de las posibles fórmulas de gran coalición existentes parece capaz de evitarlas. El PSOE se ha echado definitivamente en brazos de Cs y con ello ha cerrado la puerta a cualquier posibilidad de un gobierno junto a PODEMOS y otras fuerzas populares del cambio. Albert Rivera dejaba clara esta semana la intención de ese acuerdo: “hemos logrado frenar el asalto de PODEMOS al gobierno, ahora toca que el PP recapacite”. Las cosas claras.
Y es que si la gran coalición todavía no tiene forma concreta y definida, lo que sí existe ya de facto es una “gran coalición en negativo”: la de todos aquellos que tienen como prioridad que PODEMOS no llegue al gobierno del estado de ninguna forma posible. Si en algo parecen coincidir PP, PSOE y Cs ahora mismo, además del IBEX35, la gran patronal y otros actores políticos y económicos similares, es en eso: en su oposición a que PODEMOS “toque gobierno”. El “todos contra PODEMOS” se ha visto esta semana elevado a grado de política de estado.
Por un lado, Cs y PSOE han llevado a cabo un matrimonio civil que cierra las puertas a PODEMOS, un matrimonio que, aunque todavía no se atrevan a decirlo abiertamente –por aquello del qué dirán- el PP bendice a lo lejos a la espera de tener su oportunidad para sumarse, principalmente en su mensaje principal: el enemigo común es PODEMOS. O mejor dicho, es Pablo Iglesias, el irreverente y plebeyo líder de PODEMOS que se atreve a hablar de tú a tú al PSOE y tiene entre ceja y ceja ganarle las elecciones, y el gobierno, al régimen neoliberal. Por otro, los medios del régimen han puesto toda la carne en el asador contra el incómodo dirigente principal de PODEMOS, especialmente desde el grupo PRISA.
PRISA y el PSOE contra Pablo Iglesias: palabra de régimen
Los que ya tenemos una edad y nos iniciamos en esto de la afición por la política en aquellos años de los 90 no podemos dejar de ver ciertas similitudes en la actual campaña contra Pablo Iglesias con aquella otra que los medios cercanos al PSOE, los intelectuales orgánicos del régimen por excelencia, montaron contra la IU de Anguita cuando aquel osado dirigente cordobés se atrevió a hacer algo similar a lo que ahora se ha atrevido a hacer Iglesias: hablar de tú a tú al PSOE y equiparar en un mismo espacio ideológico a PP y al citado partido. Se trata de una operación en tres fases que tiene como objetivo reestablecer la “normalidad” en el escenario político español, sin que haya nada que pueda escapar al control del régimen: criminalizar y ofender al partido primero, atacar a su líder y restarle influencia, externa e interna, después, para finalmente provocar la división del partido y tumbar así su crecimiento y aspiraciones de cambio real en la batalla por el estado y su institucionalidad.
Máxime teniendo en cuenta la capacidad que ha tenido PODEMOS para superar las limitaciones propias de aquella vieja izquierda incapaz de comprender que la transversalidad popular, la alianza entre clases medias empobrecidas y las clases trabajadoras tradicionales, como clave de un proyecto de construcción popular capaz de disputar la hegemonía no solo a la izquierda, sino el mismo concepto de “pueblo” y hasta de “patria” a la derecha. Si Anguita era para ellos una amenaza, principalmente por su capacidad para romper con la sumisión de aquella izquierda a la “casa común” del PSOE, PODEMOS lo es mucho más, porque no disputa la batalla de la izquierda ni de la identidad ideológica, sino la batalla por el gobierno, la hegemonía popular y la capacidad de construir nuevos significados para explicar de manera diferente la realidad política: el poder no teme a la izquierda, sino a la gente. PODEMOS pateó el tablero aquel del viejo esquema izquierda-derecha en el que el bipartidismo se movía como pez en el agua y eso es lo que ahora pretenden a toda costa recuperar tratando de volver a presentar a PODEMOS, y en concreto a Pablo Iglesias, como un radical de izquierdas.
La famosa estrategia de las “dos almas” que entonces presentaba a Anguita como el Quijote loco, extremista, radical y malencarado, frente a Almeida y otros que representaban una cara más amable e institucional, sensata y con la que era posible entenderse y llegar a acuerdos, se intenta ahora repetir con Iglesias. Pero ya no vivimos en los 90 y además en PODEMOS no existe ninguna Cristina Almeida dispuesta a acabar su vida política en el PSOE. Tampoco el PSOE de hoy tiene la credibilidad y el respeto que seguía teniendo el PSOE de entonces. Y, lo que es más importante, Pablo Iglesias es el primero en ser consciente de que las estrategias tradicionales de la vieja izquierda son estrategias perdedoras. Somos gente, somos pueblo, y no necesitamos apelar a ninguna identidad de la vieja política para ser partido.
Además, por más que los medios, y en especial PRISA, se hayan puesto en modo “retro”, es tal el desgate de los actores tradicionales de la política española, incluyendo a los propios medios, que a medio plazo tales ataques solo pueden acabar reforzando la imagen de Iglesias, que acabará apareciendo como el líder coherente y con principios que no traiciona a su gente ni se vende por un plato de lentejas ante los cantos de sirena del “establishment”, y no como el loco radical y sectario que ahora intentan vender desde esos espacios del inmovilismo del régimen.
Claves de una estrategia para la restauración orgánica del inmovilismo. No obstante, debemos reconocer que la estrategia política que se mueve detrás de estos ataques está bien pensada y sabe jugar bien con los tiempos políticos del momento. El hastío de la sociedad española con la sobrepolitización de la vida cotidiana en la que vivimos insertos actualmente en una realidad que cualquiera puede percibir en las calles, los bares y los tajos, y eso, en el corto plazo, juega a favor de los intereses de quienes pretenden hacer que PODEMOS se arrodille ante las exigencias de pacto de gobernabilidad (que no de gobierno) con el PSOE, incluso teniendo con ello que renunciar a ser lo que es PODEMOS: la alternativa a un régimen moribundo que no termina de morir pero que lleva años cavando su propia tumba, que no puede más que aspirar a renovarse en apariencia para que nada cambie en esencia.
En este contexto la figura de un Pablo Iglesias que se niega a renunciar a su programa, alzando la voz con dureza contra la vieja política y no claudicando ante la presión impuesta, puede fácilmente reconvertirse por la maquinaria mediática del régimen, y el propio discurso del PSOE, en una figura que está dificultando la gobernabilidad, contribuyendo a la inestabilidad. Basta con desgastar aquellos aspectos que de positivos hay en él, tal y como hasta ahora ha sido percibido por la propia sociedad (y en especial sus propios votantes), para avanzar en el desgaste de su figura y azuzar así las contradicciones en el interior del propio partido.
Iglesias basa su imagen pública, ganada a pulso ya desde que era un simple tertuliano que aparecía en algunos programas del entretenimiento político que tanto abundan en este estado en estos tiempos, en tres fundamentos positivos que construyen su “figura”: a) Imprevisibilidad-espontaneidad, b) Capacidad de liderazgo c) Coherencia y principios. Con la campaña contra su persona lanzada esta semana buscan, de facto, erosionar todos estos aspectos mediante: 1 Filtración de informes de asesoramiento de imagen, para desgastar su imagen de espontaneidad; 2 Exaltación de supuestas “disputas internas”, para desgastar su imagen de liderazgo interno; 3 Manejo de la teoría de las “dos almas”, para convertir la “coherencia” ideológica en “sectarismo” radical que dificulta la gobernabilidad y fomenta la inestabilidad. Es un ataque directo contra Iglesias para avanzar en el desgaste de su figura y poder con ello también, de paso, avanzar en la división interna del partido. “La Cizaña” es un comic de Asterix y Obelix que es un auténtico curso de política que vendría perfecto al caso.
En este comic de recomendaba lectura para cualquier asesor político de nuestros días, algunos de los ayudantes de César proponen, sabiendo la unión que hay entre los habitantes del reducto galo, que alguien siembre la cizaña entre ellos para que, de esa forma, la fuerza que les hace el estar juntos (mayor incluso que la de la poción) quede olvidada y así puedan conquistar el territorio. Este “cultivador” de cizaña, prisionero romano al que prometen la libertad si consigue la desintegración del pueblo, se llama Detritus e intentará, con toda su malicia, conseguir que se rompan las amistades y la paz galas. Una vez llega al poblado, regala a Astérix una cerámica de importante valor para Caius Aerobus, el jefe del campamento romano de Aquarium, considerando al héroe galo como el principal hombre de la aldea, ofendiendo a Abraracúrcix y, sobre todo, a su esposa Karabella. A partir de ahí, el ambiente se enrarecerá hasta el punto en que Astérix y Obélix estén a punto de romper su enorme amistad. ¿Nos va sonando la idea, verdad? No es mala, no. Suerte que la conocemos.
La batalla por la centralidad del tablero: “Pueblo/régimen”vs “centro/extremos”
Se busca además con ello que en/desde PODEMOS se hable de las cuestiones internas de PODEMOS, en lugar de hablar de las cuestiones externas (pactos, negociación, Gobierno, etc.). Con ello, la iniciativa en el debate político pasa completamente a manos de los otros actores del momento, y en especial de ese “Gran Centro”, tal y como ha sido definido por el periodista Enric Juliana y que ahora dizque que conforman PSOE y Cs. La famosa centralidad del tablero se desplaza desde la dicotomía “pueblo vs régimen” que es clave en la estrategia política de PODEMOS, a una mucho más del gusto del “establishment”: “centro vs extremos”, donde PSOE y Cs ocuparían el centro y PODEMOS y PP, haciendo pinza en negativo, los extremos. Sacamos de la ecuación política el conflicto de intereses entre la oligarquía y el pueblo y lo llevamos al conflicto entre aquellos que son capaces de ceder en pos del consenso y la gobernabilidad y aquellos que no; que solo piensan en sus intereses partidistas y que no atienden al llamado de la calle para que haya entendimiento. Si además logras que figuras vinculadas a PODEMOS como Carmena o Villarejo muevan ese ruido, perfecto. Ya tienes el escenario ideal para que la presión sobre Pablo Iglesias sea total, y, lo que es más importante: das pleno sentido al matrimonio PSOE-Cs, matizando y resignificando el por qué de su “mestizaje ideológico”, que lejos de ser algo “anormal” pasa a ser algo que tiene unas connotaciones profundamente positivas para el momento político en cuestión.
Fomentando la idea de la “división” en PODEMOS, pues, en realidad, buscan devolver al debate al viejo esquema “izquierda-derecha” que PODEMOS supo superar con éxito, pero ahora expresado en la dualidad “centro-extremos”. Situar a PODEMOS en el extremo izquierdo del tablero frente a un “gran centro” capaz de aglutinar lo que de bueno sigue habiendo en el espacio tradicional de la “izquierda-derecha” y colocándose al mismo nivel ideológico de un PP que ha decidido voluntariamente dejar el espacio de la “nueva derecha moderna” a Cs. Si logran que dentro de PODEMOS ese marco tenga calado, estarán ganando. Si logran que desde el propio interior de PODEMOS la división “centro-extremos” tenga un reflejo, habrán devuelto el marco y la centralidad del tablero justo a donde lo habíamos sacado ya. No podemos en ningún caso comprar los marcos del adversario, debemos seguir imponiendo, creyendo y moviendo nuestra acción política en base a nuestros propios marcos. En el citado comic Astérix, Obélix y Panorámix idean un plan para que los propios romanos acaben volviendo a encarcelar a Detritus y las cosas sigan su curso con los galos ejerciendo su resistencia triunfadora y los romanos perdiendo los nervios ante su propia incapacidad.
La estrategia, por lo demás, no tiene nada de improvisada y no nos debemos extrañar que tenga el sello de marca de la factoría PRISA, auténtico maestro en estrategias de régimen desde hace más de tres décadas. Y es que debemos ser conscientes de que la erosión de la clase media que vivimos durante los primeros años de la crisis, y que produjo un fuerte descrédito y crisis del régimen y, con ello, la posibilidad real de que las posiciones del cambio y ruptura avanzaran de la mano de las clases medias empobrecidas y desengañadas y del resto de sectores populares, se frenó hacia final de 2013 y en especial en el 2014. Ya no estamos en el mismo periodo que hizo posible el 15-M, aunque sigamos viviendo sus efectos políticos en la actualidad. Eso vino acompañado del agotamiento del ciclo de movilización y también de la apertura del ciclo político-electoral, con sus límites evidentes. Cs representa una operación inteligente para apelar a esa “clase media” que ha resistido a la crisis, que ya no está en modo pánico y otra vez orgullosa de serlo. El PSOE siempre ha sentido como propio el espíritu de ese orgullo y su ideología se basa en ello: el poder y la gobernabilidad por encima de cualquier aventura de cambio que pueda alterar el status quo. Ese es el verdadero nexo de unión entre PSOE y Cs y esa es la senda por la que PRISA los ha puesto a caminar juntos para enfrentarse al enemigo común: PODEMOS. Precisamente porque PODEMOS apela a una transversalidad que supera esos esquemas viejos y los resignifica dentro de la disyuntiva: “oligarquía vs pueblo”, “democracia vs régimen”, “gente vs casta”, etc.
El PSOE como pilar del régimen refuerza y confirma la continuidad del estado basado en la lógica del “pacto del 135”, es decir, en la racionalidad neoliberal de estado, que él mismo ayudó a construir primero junto al PP y ahora, llegado el momento, en alianza regeneradora junto a Cs. Es un partido que apela a la clase media “bien pensante” y la crea en buena medida, con la expansión del estado y toda la economía ligada al sector público durante los 80. La imagen de la nueva clase media de Cs es la de jóvenes profesionales vinculados a la nueva economía de privatización y externalización de servicios públicos, así como al sector financiero, los supervivientes la crisis de la turboeconomía que ven en el derribo de los restos del estado del bienestar el espacio a colonizar y dinamizar económicamente. Son un tándem hecho a medida. Su amor es real y no es solo un matrimonio de conveniencia.
Es lógico que ante la crisis del régimen, manifestada en el ascenso de fuerzas de cambio progresistas y transversales como PODEMOS, en la descomposición y fragmentación de la élite dominante en varios bandos de poder, en la economía especulativa colapsada, que electoralmente ha afectado con especial intensidad en el hundimiento del espacio tradicional del PSOE, se busque reconstruir un espacio de clases medias que dé apoyo y cohesión al régimen. La clase media no es una noción sociológica, sino política e ideológica, caracterizada por la adhesión e inclusión en el estado de cosas existente: ese espacio es el que pretende reconstruir el proyecto de Gran Centro “PSOE-Cs” y que tiene un antecedente en el proyecto encabezado por Renzi en Italia. Para que ello sea posible, claro, sobra el elemento discordante: PODEMOS. Y en ello están, en eliminarlo o, como mínimo, en contenerlo.
Una operación brillante pero de cuestionable efectividad
Es una operación brillante en su planteamiento sociológico e ideológico “tradicional”, debemos reconocerlo. No obstante, tiene un fallo que la hace casi imposible de llevar a la práctica: es una operación basada en una realidad de “vieja política” que saltó por los aires con los resultados del pasado 20D, entre otras muchas cosas. Una operación que puede tener un cierto recorrido en lo inmediato mientras el debate sobre la investidura siga siendo el agente central de la actualidad política española y el “gran centro” mantenga cierta iniciativa y cierta centralidad en los tiempos y el discurso impuesto desde los medios, pero que a medio plazo caerá por su propio peso y por su propia falta de adaptación a la realidad actual.
Las heridas del sistema construido por las élites son demasiado profundas y todavía sangran. Es difícil fabricar una cohesión en torno a un animal herido de muerte. Puede funcionar como espejismo, pero las condiciones de vida de la mayoría de la población y las expectativas de los jóvenes no han mejorado. Si no se hacen los cambios necesarios y contundentes en política económica que la Comisión Europea se niega a admitir, se vislumbra una nueva crisis, una crisis quizás no tan espectacular y vertiginosa como la de 2008, pero que nos hundirá en un estancamiento persistente y un futuro sin esperanza. En eso nada habrá cambiado desde 2011. En el estado español las crisis económicas y políticas en la estela de las tendencias internacionales llegan tarde y duran mucho. Y desde luego, esta crisis de régimen no se va a cerrar con cuatro cambios cosméticos. Nuestra gente y nuestros pueblos quieren un cambio real que garantice una vida más digna en una sociedad más democrática y con más derechos. El “Gran centro” solo puede aspirar a ocupar el espacio en disputa por las fuerzas de la gran coalición, nunca el espacio de PODEMOS y mucho menos el espacio del “descontento social”.
El primer mensaje claro en este sentido, para más inri, le llega al PSOE, y a PRISA, desde donde menos se lo podían esperar: el Congreso de UGT. Méndez se fue dando una auténtica lección de nacional-sindicalismo de nuevo cuño y apelando al “diálogo” y bendiciendo la unión PSOE-Cs así como atacando al enemigo común: PODEMOS. A su puesto aspiraban dos candidatos. Uno que hizo suyo el discurso catalanofóbico y “centrista” de Méndez y un líder sindical, nacido en Asturies pero con varias décadas viviendo en Catalunya y ejerciendo allí su labor de dirigente sindical, que defendía el derecho a decidir y la apuesta clara y decidida por un gobierno de izquierdas. Ha ganado el segundo. El mensaje de fondo es interesante: el discurso catalanofóbico y de apelación constante a las bajas pasiones españolistas cada vez vende menos. Igual el PSOE reflexiona sobre ello, no vaya a ser que pensando en las mismas claves acabe obteniendo el mismo resultado. Y otra señal, la más importante en realidad: han ganado los mismos militantes de UGT que abuchearon a Sánchez a su llegada al recinto donde se estaba realizando el congreso. Ese viaje junto a Cs igual le acaba saliendo caro."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.05.23 12:42 qryq America Latina y Europa en el espejo (discurso de Álvaro García Linera) (1)

Muy buenas noches a todos. Un saludo cariñoso, respetuoso, a todas las personas que se han hecho presentes en este hermoso teatro de un, dos, tres, cuatro, cinco pisos. A los compañeros de allá arriba un abrazote. Quiero saludar a los compañeros que están allá afuera: me dicen que afuera hay otros miles de personas viendo a través de la pantalla. Quiero saludar a Diego (Tatián), a Ignacio (Ramonet), a Íñigo (Errejón), a Ricardo (Foster), que nos acompañan en la mesa. Y ante todo, compartir la emoción de este encuentro con personas como las Madres, que representan la memoria y la dignidad de los años 70 y de los años 80. Y con esa juventud ardiente, que la vimos desfilar en Bolivia el 22 de enero cuando el presidente Evo ascendió nuevamente a la Presidencia. Allí vimos a muchos argentinos jóvenes con sus banderas que nos venían a visitar. Nos sentimos entonces en Argentina. Y aquí me siento en Bolivia. Muchas gracias por su cariño, muchas gracias por su recibimiento.
Diálogo Europa-América Latina. ¿Qué está pasando en América Latina, de qué manera sincera podemos hablar, comunicar, informar a Europa? ¿Y qué está pasando en Europa que podemos recoger en América Latina?. No se trata de imitar moldes, ningún pueblo es parecido a otro, ninguna experiencia histórica es parecida a otra, no hay una ruta, no hay una fórmula que todos debamos imitar. Lo que hay son experiencias compartidas. Situaciones que enriquecen la experiencia del otro. Experiencias del otro que mejoran la comprensión de nuestra propia experiencia. Y quiero dialogar a partir de la experiencia latinoamericana con Europa, con Íñigo (Errejón), con Podemos, con Syriza, un conjunto de temas que hemos atravesado nosotros, y que de alguna manera deberían ser tomados en cuenta por los compañeros. Quizá no lo atraviesen, y si les toca atravesarlos que tomen en cuenta lo que aquí se hizo bien o lo que aquí se hizo mal para que allí lo puedan hacer mejor.
Primer tema que planteó Diego (Tatián) cuando inauguraba este foro: el tema de la plaza. La importancia de la plaza. Y mencionaba la Plaza Murillo, la Plaza aquí en Buenos Aires, la plaza en Madrid, la plaza en Caracas. Las plazas. Las plazas como escenarios de invención de un nuevo orden, de esperanzas, de ideas. De nuevos tipos de organización. Ése es un tema fundamental para América Latina y para el mundo. A todos nos ha tocado atravesar largas épocas de regímenes de democracia representativa, formación de partidos, campañas electorales, elección de gobernantes. Y después de un tiempo, sentimos molestia con los gobernantes, indignación, escepticismo, desesperanza, malestar, angustia y resignación personal.
Lo nuevo de América Latina, y creo que lo nuevo del florecimiento de la democracia radica no en la negación de los procesos de democracia representativa -el pueblo vota, la gente va a votar y forma parte de su hábito-. Quizás lo nuevo que está enseñando América Latina, que está mostrando América Latina, es que la democracia no se puede reducir únicamente al voto. Que el voto, la representación, es un elemento fundamental de la construción democrática de los Estados. Se garantizan derechos, se garantiza pluralidad. Pero, paralela y complementariamente, hay otras formas de enriquecimiento en lo democrático. Esa forma de enriquecimiento democrático es la plaza, es la calle, es la democracia callejera, es la democracia plebeya. Es la democracia que ejercemos en las marchas, en las avenidas, en los sindicatos, en las asambleas, y en las comunidades. No se puede entender el proceso boliviano sin ese correlato, sin esta ductilidad institucional. Formación de una mayoría electoral. Victoria por 54%, 64%, 62%. Mayoría electoral que legitima una propuesta, una voluntad política. Pero esa democracia, esa voluntad política, no podría sostenerse, no se hubiera sostenido frente a los embates de la derecha, de las fuerzas conservadoras, de los poderes externos, de los organismos internacionales. No se hubiera podido sostener si no hubiera venido aquí acompañada, enriquecida, empujada y defendida con la democracia de las calles.
La democracia de la calle, la democracia de la plaza, la democracia del sindicato, la democracia de la gente reunida para deliberar sus asuntos, para protestar, para marchar, para presionar, para defender, para apoyar, es la única manera en que las democracias contemporáneas pueden salir de lo que hemos denominado esta <> de la experiencia democrática. Hoy muchos países en el mundo tienen sistemas electorales, claro que sí. Tienen sistemas democráticos, claro que sí. Pero son democracias fósiles. Sus ciudadanos apáticos, recluidos en sus casas con la mantequilla y el pan para el día, ¿en qué intervienen? ¿Qué deciden? ¿Deciden el destino de su barrio? ¿Deciden el destino de su apartamento? ¿Deciden el destino de su país? ¿Deciden los despidos? ¿Deciden las inversiones? ¿Deciden el crecimiento de la economía? ¿Deciden la asignación presupuestaria para la salud y la educación? No lo hacen. Lo hace una minoría, una élite, una casta. La única manera de que la democracia en el mundo pueda rejuvenecer, revitalizarse, abandonar su estado de institución fósil, representativa, aburrida, monopolizada por élites o por castas, es la vigencia, el vigor, el complemento de la democracia de las calles, de la democracia de las organizaciones, de la fuerza de los movimientos sociales. ¿Quién va a defender la revolución en Venezuela? La gente, el humilde, el trabajador, los vendedores, el comerciante. En la calle, en el barrio, en la comunidad. ¿Quién defendió al Presidente Evo cuando nos cercaban, cuando había golpe de Estado, cuando había grupos de mercenarios dispuestos a matarnos en cada lugar que aterrizáramos? La gente. Esta democracia plebeya. Esta democracia de la calle que garantiza un nuevo tipo de gobarnabilidad. La posibilidad de rejuvenecimiento y de un enriquecimiento, no solo puede ni debe radicar en las victorias electorales, que son decisivas, sino que también debe radicar en un diálogo permanente y en un fortalecimiento permanente con la democracia, la democracia de las marchas, la democracia de las movilizaciones, la democracia de los sindicatos. La democracia de los hombres y mujeres afectados por las políticas de austeridad y que se sienten convocados a construir un destino común saliendo a la calle, reuniéndose con los vecinos, reuniéndose con los compañeros, creando otro tipo de sociabilidad, otro tipo de comunidad en marcha.
Lo nuevo de Amércia Latina es esta dualidad institucional llamada <>. Hay gobernabilidad en América Latina si simultáneamente se combina fuerza electoral con fuerza en la calle. Hay gobernabilidad en los Estados americanos y hay un reforzamaiento de la dinámica democrática si simultáneamente la gente vota derechos civiles y derechos políticos, y si simultáneamente la gente delibera, la gente participa, la gente asume compromisos, si la gente propone al Estado y al Gobierno en sus ámbitos de organización local, territorial, de la calle, de la plaza, de la asamblea.
Un segundo punto que quiero dialogar con los compañeros de Europa es el tema de la aparente contradicción entre Estado y Autonomía. ¿Las izquierdas deben plantearse el tema del Estado, o las izquierdas deben plantearse el tema de la Autonomía de espacios de libertad, de soberanía, de creatividad, de emancipación? Un viejo debate. ¿Hay que tomar el Estado? ¿No se corre el riesgo de que el Estado nos tome a nosotros, y que de revolucionarios nos convirtamos en conservadores? Y si dejamos el Estado, ¿entonces nos dedicaremos a construir espacios de autonomía donde el Estado no interviene? Creo que también éste es un debate que en la experiencia latinoamericana, aquí en Argentina, en Brasil, en Ecuador, en Bolivia, en Venezuela, han dado un paso más allá. El Estado es también otra institución de lo común que tiene una sociedad. ¿Acaso los derechos no son comunes? ¿Acaso la ciudadanía no es una forma de construir un tipo de comunidad de derechos culturales, de derechos cívicos, de derechos políticos? El estado es una forma de comunidad. Pero Marx nos decía, <> Y nunca el revolucionario puede perder de vista eso. Es comunidad, tiene ámbitos de lo común, pero también es ilusoria, porque el Estado es también monopolio. El Estado es también por definición, concentración de decisiones. Pero es también comunidad, es derechos, son símbolos, son reglamentos, son conquistas, son memorias, son instituciones construidas con el trabajo común de las anteriores generaciones y de esta generación. El Estado es una forma de un yo colectivo. Pero a la vez, si fetichizamos el Estado como único escenario del yo colectivo, corremos el riesgo de separarnos o de olvidar que es un yo colectivo deforme a la vez. Porque si bien es un yo colectivo que unifica a todos, es un yo colectivo que está concentrado en sus decisiones principales por grupos colectivos de producción, de asociación, de comercialización. Es el uno y el otro. Si solamente nos dedicamos al ámbito de la autonomía, decimos no quiero nada con el Estado, porque todo lo contamina, yo me aíslo con el grupo, con mi pequeña comunidad, yo puedo vivir bien, ¿pero y el resto de las personas? He abdicado a los poderosos, a los que sí saben administrar de manera monopólica, abusiva y autoritaria esos bienes comunes para uso privado. Es una forma también de cobardía política. Es abdicar de nuestra responsabilidad con la Historia.
Hay que luchar por el poder del Estado, pero sin ser absorbidos por el poder del Estado. Y al mismo tiempo que peleamos por conquistar el poder del Estado, que es implemente una correlación de fuerzas de lo popular, de lo campesino, de lo índigena, de lo obrero, de la clase media, con capacidad de empoderarse y tener más influencia, nunca olvidar que simultáneamente se debe reforzar lo local, lo autónomo, lo diferente al Estado. Peleamos por el Estado como ampliación de derechos, pero simultáneamente reforzamos lo social y lo autónomo para impedir que eso común se automatice, se enajene, y se vuelva contra la propia sociedad.
Es un falso debate <> Cuanto más lucho por el Estado, más debo luchar por la autonomía de la sociedad. Y cuanto más lucho por la autonomía de la sociedad, más debo pelear por la transformación del propio Estado. Lo uno y lo otro, lo uno para lo otro.
La voluntad. La esperanza. Las políticas de austeridad, de despido y de maltrato, que las vivimos aquí en Argentina, que las vivimos en Bolivia, y que ahora están comenzando a vivir en Europa: en España, en Grecia, en Portugal, poco a poco en Italia, también en Francia, ¿son suficientes para generar una masa crítica capaz de movilizarse frente a los poderosos? No. La pobreza por sí sola no genera emancipación. La pobreza por sí sola puede generar desesperación. Puede generar aislamiento. Puede generar frustración. Por lo general eso sucede. La pobreza y el malestar no son sinónimos de caldo de cultivo de los procesos revolucionarios. Los procesos revolucionarios pueden surgir si sobre el malestar, sobre la pobreza, sobre el decremento de las condiciones de vida, la gente cree que es posible luchar y que su lucha dará resultado. Uno no lucha solamente porque es pobre: uno lucha porque es pobre y porque cree que luchando puede dejar de ser pobre. Es decir, la esperanza. No hay revolución que no se haya movilizado a partir de una esperanza, de una posibilidad. La esperanza del cambio, la esperanza de que se acabe todo ello, la esperanza de una nueva generación, la esperanza de que se puede nacionalizar, la esperanza de que puede haber asamblea constituyente, la esperanza de que estos tipos que estuvieron aquí enriqueciéndose a costa de nosotros se van a ir. Una esperanza. La clave de un proceso revolucionario también radica en convertir la indignación, el malestar, la pobreza, la precariedad en una fuerza colectiva movida en torno a una esperanza, a un nuevo sentido común, a una posibilidad. En el caso de Bolivia, tres fueron las esperanzas movilizadoras, que surgieron de la calle: nacionalizar los hidrocarburos, asamblea constituyente, gobierno indígena. Tres posibilidades incialmente marginales, inicialmente secundarias, apabulladas por un sentido común de globalización, de la privatización, de acuerdos partidarios que dominaban el escenario de las universidades, de los sindicatos, de los medios de comunicación, de la prensa. Pero esto que emergió de los intersticios de la lucha y del poder estatal, poco a poco fue agarrando cuerpo. Poco a poco fue irradiando. Poco a poco fue logrando una fuerza colectiva con capacidad de movilización.
En el fondo, una lucha política es una lucha por el sentido común, por las ideas fuerza, por las ideas y fuerza que pueden movilizar la esperanza de la gente. Ideas fuerza, Íñigo (Errejón), nadie puede decir cuáles son. Sabrán los españoles. Su problema, los españoles, no es un problema que uno pueda conocer, porquer no vivo en España, no conocemos España. Ustedes son de allí. Pero una idea fuerza, un principio de esperanza, es lo que hemos visto en esa gran marcha. Era una marcha de esperanza. No había una consigna común: había la esperanza de que todo esto acabe. Eso es la clave.
Ustedes son esperanza, son la nueva generación, se los ve en sus rostros, jovencitos, su discurso, su fuerza. La juventud también es una esperanza. La unidad es una esperanza. El fin de un ciclo es una esperanza. Pero uno tiene que saber permanentemente poner en marcha los temas de la esperanza. si la esperanza no se cohesiona, puede darse una movilización grande y la gente después regresa a lo suyo, resignarse, volver a su vida cotidiana. La gente va a estar dispuesta a gastar energía. Salir a marchar es energía. Es dejar al hijo en casa, es dejar el trabajo, es dejar de dormir, es dejar de comer. Y lo va a hacer una, y otra vez, porque cree que eso vale, que va a servir para algo. Y si cree que sirve para algo es porque tiene esperanza. Y si tienen esperanza somos invencibles. La clave de la revolución radica en que esta esperanza se extienda a una mayor cantidad de personas. Pero también las revoluciones, los revolcionarios, la gente progresista, tenemos que tener la capacidad de autoanalizarnos, de autoevaluarnos permanentmente. En América Latina ya vamos casi quince años de este proceso extraordinario y nunca antes superado en su irradiación territorial de Gobiernos progresistas y revolucionarios. Y es importante que nosotros, y lo que hagan en otros países, nunca pierdan la capacidad de mirarse a sí mismos, de su autocrítica, y de evaluar cosas nuevas que no habíamos visto al principio.
CONTINUARÁ...
submitted by qryq to podemos [link] [comments]


2014.10.14 15:42 rasaho Reflexión de un ciudadano de a pie, de como cree él se encuentra esta España.

 Voy hacer una pequeña reflexión, desde mi humilde punto de vista, de esta España enferma que ahora hemos heredado, aunque algo me dejare en el tintero. No me quiero extender muchos en mis comentarios, pero es lo que sale desde mi alma, si es que le la tengo. En la época del Sr. Zapatero, este Señor estuvo rodeado de díficil definición, y asesorado por gente que solo querían el poder, así le fue a Zapatero, hay empezó el país irse al garete. Estos Señores que ahora nos representan, todo lo ponían de color de rosas, pero me estoy dando cuenta que ahora mismo, los que nos gestionan el País, son todavía peores, que cuando estaba Zapatero. Todo lo que en su programa decían, no han hecho ninguna cosa, todo lo contrario, han mentido al País, hay más corruptos todavía, la Justicia es solo para el que tiene dinero y poder, el trabajador de a pie está totalmente desprotegido, no tiene ningún respaldo del Gobierno, además de recortar y recortar su sueldo y su dignidad. Estamos rodeados de gentuza y de chorizos, de gestores que no tienen ni idea, solo poner el cazo todo los meses, y llenándose sus bolsillos de comisiones corruptas. Teniendo a su máximo ejecutor y responsable a D. Mariano, alumno aventajado en sus tiempos del Sr. Fraga, y en la actualidad de la Srta. Merkell. este personaje, no tiene ningún pelo de tonto, mucha palabra pero poco hechos. Una y otra vez se baja los pantalones, cuando la Srta. Alemana lo dictamina, por eso e oído comentarios de que le llaman "La Trotona de Pontevedra" no me extraña nada, será por algo que hizo en sus tiempo Universitarios. Todo lo que lograron nuestro padres, con el sudor de su frente, estos Señores se lo están cargando a marchas forzadas, en todos los aspectos, llamado sanidad, educación, reformas laborales, justicia, preferentes etc, y tienen la cara de decir "Que España va saliendo de la crisis" será en sus casas, porque en las casas de los demás poco o nada se esta viendo. Verguenza me da de que estos dirigentes, que por cierto el 80% de los que ahora están en la poltrona, sus queridos padres y abuelos, estaban en tiempo de Franco "Ya a llovido" en el gobierno, esto le llamo una "Democracia en Cubierta". Sanidad: Lo mejor que había en este País llamado España, la están desmantelando a marcha forzadas, hacia las privadas. Se hunde la sanidad ponga un ejemplo "Hospital de Santa Barbara Puertollano, se hunde el techo una habitación, y en las cocinas, cocinando teniendo como amigas a las cucarachas", recortando plantillas de médicos y enfermeras. Educación: Con tantas leyes, no saben muy bien el profesorado como cogerlas con pinzas, si nos metemos en la Universidad las están machacando para que accedan en menor número posibles de Universitarios, por poner las matriculas muy cara, solo para que vallan las clases pudientes. Reforma laborales: Acepta el trabajador con las condiciones que dictamina el Empresario, o te vas a la calle sin ningún tipo de derechos, esto se lo debemos a los Sindicalistas que se han vendido al Capitalismo por cuatro Euros, y encima roban al obrero "Todo queda en la Patronal". Justicia: Que desastre, no funciona para nada, todos los Jueces o están comprados o tienen miedo, hay nadie da un paso, y el que lo da se va a la calle, caso Garzón o Elpidio. No se hace poco tiempo del Ciudadano Juan Carlos, decía "La ley es para todo el mundo igual". En que mundo vive este Señor. En el mundo Real no. Preferentes: Muchos de nuestros jubilados, lo que han ahorrado en su vida laboral, ahora llegan estos impresentables y les roban, hasta la ultima gota de su sudor y "Viva la Pepa" Con casi 6 millones de personas paradas, que han perdido toda su dignidad y gracias a los pensionista, llámense padres, acogen a sus hijos en su casa, sabiendo de ante mano que hoy por hoy no hay futuro, manteniendo muchas familias con 600 Euros. Medio millón de Ciudadanos, con alta cualificación han tenido que dejar el País, para buscarse la vida en otros Países, porque aquí saben que es gana de perder el tiempo, totalmente desmoralizados. Dicen los sabios de este País, que hay menos paro, se creen que somos tontos. Hay menos porque la gente se está yendo de esta Nación enfermiza. Ya no nos engañan más, tengo unas ganas locas de perder de vista a esta gentuza indeseable, pero antes que traigan todo el dinero que han robado, que no es moco de pavo. Los funcionarios llevan ya 4 años el sueldo congelados y aumentando en 2 puntos el IRPF, así se ven las caras totalmente desmotivadas, ahora dicen que le van a dar un caramelo, y le van a pagar una cuarte parte de la paga extra del año 2012, se creen estos ignorante del Gobierno, que así les tendrán contentos, para que en las próximas elecciones le vuelvan a botar a estos estafadores. Nuestros políticos como de tontos no tienen ningún pelo, y saben que en el Poder les queda muy poco tiempo, están haciendo muchas gestiones a nivel económico, con sus empresas amigas, y haciendo contrato de larga duración, para que cuando venga el próximo gobierno, no puedan tocar nada por estar el contrato precintado, donde no se puede mover nada de lo pactado, llámese un ejemplo las "Marquesinas de los autobuses de Madrid". Desde que estos ladrones, están privatizando todo lo publico a su antojo a sus empresas amigas, todo funciona peor y de mala calidad, echando mucha gente al paro, para llevarse sus beneficios. Esta es la España que tenemos ahora mismo. Yo estaba completamente desilusionado, pero con las nuevas ideas reformadoras que esta inculcando Pablo Iglesias, que ojala las haga realidad, he respirado algo de frescor, aunque va a costar muchos años, para que esto salga a frote. Me encuentro muchas veces por la calle a gente sencilla, que votaron al PP y están totalmente indignados, porque se sientes engañados, sobre todos jubilados y por eso su intuición es botar a nuevos partidos políticos que están surgiendo. Compañeros, tenemos que cambiar el País, no tener miedo a nada, eso si hay que hacer las cosas, sin ningún tipo de crispación, para que luego no digan que somos unos desalmados. Yo tengo en mi conciencia que esto se puede conseguir con la unión de todos. Saludos 
submitted by rasaho to podemos [link] [comments]


2014.09.10 19:17 suarep PARAISOS FISCALES(OFFSHORE)

1- Los mercados financieros en la mayoría de los países están escasamente regulados, existiendo una liberalización de las operaciones transnacionales, con ausencia de controles de cambio o límites a las entradas y salidas de capital. Esta libertad financiera ha permitido que el capital, cualquiera que sea su origen, lícito o ilícito, se movilice desde cualquier lugar para ser invertido en cualquier país
La supresión de los controles y limitaciones legales de los mercados financieros y la liberalización de las transacciones transnacionales, no sólo permite una movilidad irrestricta de los capitales financieros, sino que genera dentro de cada mercado la aparición de nuevos productos financieros (bonos, swaps, opciones y futuros y otros complejos productos), objeto de las operaciones y la introducción de nuevos instrumentos operativos que organizan y canalizan la actividad financiera (holdings, opas, hedge funds...) La libertad sin controles, implantada en los mercados de capitales sujetos a mínimas condiciones de normativas y de supervisión.
La esfera financiera se ha convertido en el fenómeno más significativo del proceso de globalización económica, a medida que se han ido eliminando las barreras existentes para los movimientos de capital y que éstos se han articulado a través de una creciente titulización. Así se ha pasado de una economía basada en mercados financieros, propia de la mitad de los años 80, a una economía claramente especulativa, basada en las previsiones sobre el precio de los activos en que se sitúa el riesgo y en la influencia creciente de las operaciones financieras realizadas con instrumentos derivados. La titulización de activos5 permite a las entidades obtener no sólo fondos mediante la venta de activos, sino también elevar la rentabilidad de las operaciones mediante el cobro de comisiones por la administración de los activos cedidos sin arriesgar efectivo. Su puesta en marcha implica necesariamente la constitución de un tercero (Special Purpose Vehicle –SPV– o Fondo de Titulización según la legislación) que es quien recibe los activos y emite los valores. El éxito de una titulización depende de que los bonistas reciban los flujos prometidos en el momento y cuantía acordados. Dado que existen múltiples riesgos que pueden hacer fracasar la operación, se hace necesario completarla con contratos suplementarios (instrumentos derivados) que ayuden a cubrir esas posibles contingencias. Finalmente, y dada la complejidad de toda esta estructura, se hace necesario el concurso de agentes especializados e independientes encargados de realizar una evaluación del riesgo crediticio inherente a la operación. De esta forma, las agencias de calificación (rating) contribuyen al proceso de formación de precios de los valores así generados.
La globalización financiera se ha llevado a cabo mediante diversos instrumentos interdependientes: préstamos bancarios internacionales, emisiones de títulos de deuda a corto y largo plazo, inversiones exteriores directas y acciones. Lo cierto es que el fenómeno no se ha desarrollado de forma armónica ni en todas las plazas financieras, ni en todas las monedas. Asimismo, tampoco la participación de tales instrumentos ha evolucionado del mismo modo en todos los casos. Este proceso ha tenido, entre otros, los siguientes efectos: 1. Aumento de las dificultades para mantener la libertad de los flujos comerciales ante la magnitud y la volatilidad de los movimientos financieros. 2. Problemas para continuar con el Estado del bienestar como elemento de legitimación y mayores oportunidades, al extenderse los procesos desreguladores, para la evasión de impuestos de los que necesariamente se nutre dicho Estado. 3. Amenazas a la autonomía de la política económica, en el sentido de que quienes controlan la movilidad de los fondos financieros (gestores de fondos de pensiones y de inversión, empresas multinacionales y organismos bancarios) tienen un creciente poder para influir indirectamente en el uso de los diversos instrumentos financieros según sus preferencias. 4. Explosivo crecimiento de las transacciones sobre instrumentos derivados; crecimiento que supera con creces, tanto al de los flujos de capital, como a las inversiones exteriores directas. Las transacciones han crecido como consecuencia de la búsqueda de sistemas de protección de las inversiones financieras frente al aumento de los problemas de volatilidad, tanto en el terreno de los cambios en los tipos de interés como en las paridades, y también por la posibilidad de flexibilizar los plazos de vencimiento de tales inversiones. Los fenómenos de globalización han ocurrido en todos los ámbitos. Ahora bien, mientras que los procesos de globalización en el terreno comercial y productivo han tenido un ritmo razonable en términos cuantitativos globales, en el terreno financiero se ha configurado una estructura más concentrada y desordenada. En esta situación de “desorden” y escasa regulación, los instrumentos desplegados por las autoridades nacionales, para resolver los problemas que se desencadenan cuando el proceso especulativo entra en crisis, no parecen suficientes, puesto que las autoridades deben actuar con excesivas cautelas, ya que el empleo de mecanismos de control fiscal o de regulación pueden producir un “efecto expulsión” cuyas derivaciones aún serían más perjudiciales. Entre las distintas economías financieramente integradas8 se producen efectos de contagio de situaciones de inestabilidad, originados en factores no relacionados con la evolución de las variables económicas fundamentales, sino más bien con las características de las entidades y los mercados financieros y su conexión con los mercados financieros globales, generando un riesgo sistémico que resulta un elemento fundamental en el desarrollo de muchas de las crisis habidas en esta era.
LOS PARAÍSOS FISCALES
En términos generales, se podría definir paraíso fiscal como aquella jurisdicción que deliberadamente crea una legislación que facilita las transacciones llevadas a cabo por no residentes en su territorio, con el fin de evitar la tributación y/o la aplicación de determinadas normas y regulaciones, a través de un mecanismo que proporciona una pantalla legal que esconde a los beneficiarios efectivos de esas transacciones.
A principios de la década de los años 80, se va consolidando la percepción de que el uso de los centros offshore(paraísos fiscales) constituye una técnica de fraude que exige implementar controles y sanciones, este cambio de tono se debe en buena parte a la influencia del informe de R. GORDON, entregado al presidente CARTER, en enero de 1981. En dicho informe se criticaba el sistema favorable a las multinacionales y calificaba sus prácticas offshore legales de “antipatrióticas”. Se habla por primera vez de amenazar la existencia de los paraísos fiscales.
En 1984, el presidente REAGAN abandona la imposición tributaria del capital en la fuente, sobre los intereses y dividendos pagados a los titulares extranjeros de activos financieros estadounidenses, haciendo más atractiva la financiación del déficit comercial norteamericano para los inversores extranjeros; y al mismo tiempo presionando a sus socios para que abandonaran los controles de capital. Muy pronto siguen el mismo camino los demás países desarrollados, promulgando nuevas leyes bancarias, como Francia (1984), Reino Unido (1986) y España (1988, Ley del Mercado de Valores). Esta oleada de reformas legislativas de signo neoliberal, conocida como “liberalización”, busca eliminar el intervencionismo estatal en la regulación y el control de los mercados financieros. Las estructuras de los mercados financieros se modifican radicalmente. Para contribuir al desarrollo de estos nuevos mercados, los grandes bancos instalados en los centros financieros offshore, convierten a estos paraísos fiscales para no residentes en plataformas desde donde llevar a cabo operaciones con mayor margen de libertad y menores costes fiscales.
La década de 1990 está marcada por el oprobio y una verdadera mediatización del asunto. A partir de 1995, los vínculos entre paraísos fiscales y comportamientos ilegales pasan a señalarse sistemáticamente. La competencia fiscal perjudicial aparece como un fenómeno de graves consecuencias para el sostenimiento de los sistemas públicos modernos. Su importancia y sus consecuencias económicas se ven reforzadas por la existencia y la relevancia, cada vez mayor en el ámbito financiero, de los paraísos fiscales como instrumento de planificación y evasión fiscal. El primer estudio sistemático sobre esta materia es el realizado por la OCDE en 1998. Dicho informe establecía criterios para identificar regímenes fiscales perjudiciales, así como una serie de recomendaciones para lograr que los distintos Estados pudieran luchar contra la competencia fiscal perjudicial.
Los cuatro criterios básicos que definen a los centros financieros offshore como paraísos fiscales son: ausencia de impuestos, opacidad, carencia de intercambio efectivo de información y que, para disfrutar de exenciones fiscales, no se exigiera actividad económica real, de modo que, para las operaciones financieras de los no residentes, se crea un sistema jurídico estanco o desligado de la actividad económica local (criterio de estanqueidad).
En el año 2000, se abre una etapa crucial marcada por el interés de los medios por los paraísos fiscales, a lo que se suma la publicación, en junio, de listas de países y territorios considerados como centros offshore por la OCDE y el GAFI. Se señala sistemáticamente la relación entre las prácticas de los centros offshore, el blanqueo de dinero y las actividades del crimen organizado. A partir de septiembre de 2001, se subrayan las conexiones con el terrorismo. La asimilación constante con el crimen organizado. Con la nueva Administración BUSH en 2001, el proyecto de lucha contra los paraísos fiscales defendido por la OCDE queda bloqueado y “descafeinado”, puesto que el Comité de Asuntos Fiscales de la OCDE se ve obligado a suprimir el criterio de estanqueidad como definitorio de lo que se considera paraíso fiscal, criterio que ampara el registro de sociedades instrumentales fiscalmente exentas, la banca offshore y demás entes ficticios con los cuales se opera en los mercados financieros fuera de la jurisdicción offshore. Siguiendo esta línea, en 2004 la OCDE califica en un informe a los paraísos fiscales como socios participantes en un proceso que ya sólo busca transparencia e intercambio efectivo de información en materia fiscal. Se desarrolla entonces un proceso en el que los territorios offshore van saliendo de la “lista negra”, a medida que van firmando un número determinado de acuerdos de intercambio de información tributaria. Los centros offshore apenas recogen información fiscal porque no exigen impuestos, por lo tanto, poca información podrán intercambiar en esta materia.
En 2009, el 2 de abril, tiene lugar en Londres una reunión del G-20, siendo uno de los temas incluidos en el orden del día la lucha contra los paraísos fiscales. En el documento final de la reunión, en el apartado dedicado al fortalecimiento de la supervisión y la regulación financiera, se recoge en el punto 15, el acuerdo sobre la adopción de acciones contra las denominadas jurisdicciones no cooperantes, incluyendo paraísos fiscales, la aplicación de sanciones con el fin de proteger las finanzas públicas y los sistemas financieros. Se afirma “la era del secreto bancario ha terminado”. Además, se pone de manifiesto la publicación por parte de la OCDE de una lista de países (Costa Rica, Uruguay, Malasia y Filipinas) que no se han comprometido a respetar los estándares internacionales en materia de intercambio de información tributaria. Los líderes políticos, tras la cumbre, ofrecieron una imagen de optimismo, llegándose a afirmar por algunos de ellos que era el principio del fin de los paraísos fiscales.
submitted by suarep to podemos [link] [comments]


CENIZAS FRIAS (LOS CHICHES VALLENATOS) - YouTube Los Fabulosos Cadillacs - Matador (Official Video) - YouTube MIX MÚSICA VARIADA DE LOS 80' 📻🎸🎙 rock, cumbia, baladas ... JUAN LUIS GUERRA Y 440 - Por Eso Ahora (80's) - YouTube Ahora que te vas - Los Inquietos Del Vallenato - YouTube Manuel Turizo - Nada ha cambiado (letra) merengues de los 80 ISLANDIC... el paraiso musical. Dj ... Matute - Estrellas de los 80s (La Guerra de los 80s) - YouTube Los Chicos de Puerto Rico visitaron Guatemala  Prensa Libre LOS DUKES DE 1990 - DILE QUE TU ESTAS ENAMORADA

¿Puedes nombrar todas estas películas de los 80 a partir ...

  1. CENIZAS FRIAS (LOS CHICHES VALLENATOS) - YouTube
  2. Los Fabulosos Cadillacs - Matador (Official Video) - YouTube
  3. MIX MÚSICA VARIADA DE LOS 80' 📻🎸🎙 rock, cumbia, baladas ...
  4. JUAN LUIS GUERRA Y 440 - Por Eso Ahora (80's) - YouTube
  5. Ahora que te vas - Los Inquietos Del Vallenato - YouTube
  6. Manuel Turizo - Nada ha cambiado (letra)
  7. merengues de los 80 ISLANDIC... el paraiso musical. Dj ...
  8. Matute - Estrellas de los 80s (La Guerra de los 80s) - YouTube
  9. Los Chicos de Puerto Rico visitaron Guatemala Prensa Libre
  10. LOS DUKES DE 1990 - DILE QUE TU ESTAS ENAMORADA

50+ videos Play all Mix - LOS DUKES DE 1990 - DILE QUE TU ESTAS ENAMORADA YouTube Los Dukes - 15 Exitos En Accion¡¡¡¡ (Album Completo) - Duration: 45:42. Jhovany F 141,801 views ENTREVISTA A LOS EX-COMPAÑEROS DE CHAYANNE EN EL GRUPO 'Los Chicos' DE PUERTO RICO 03/11/2018 - Duration: ... LOS CHICOS DE PUERTO RICO - Pues A Bailar - Frente Al Mar (80's) - Duration: 7:06. Siguió saliendo la luna En noches oscuras Y el sol brilla también Sin ti yo me siento bien Aunque no tenga tu piel Sigue saliendo la luna Nada ha cambiado mujer Aunque no sea tu figura La que ... La mejor música de los 80: Rock, cumbia, baladas, reggae, techno, pop, rock en español, entre otros. No te vayas amor no te vayas! Ahora que ya te vas recuerda que te amo Por Dios escuchamee...hee... mi corazon te llevas en tus manos Mañana cuando no estes y... Music video by Matute performing Estrellas de los 80s (La Guerra de los 80s). (C) 2019 BOBO MUSIC http://vevo.ly/FOxUuh Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Los Fabulosos Cadillacs - Matador (Official Video) (de 'Vasos Vacíos') Escuchá nuestra Playlist https://smarturl.it/GrandesExitosLFC Mirá 'Mal Bicho': http... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Juan Luis Guerra Y 4:40, en el Show Del Mediodia Republica Dominicana 1986, Maridalia Hernandez y Juan Luis Guerra interpretando el tema Por Eso Ahora compos...